Agredir a un médico privado no es un delito de atentado a la autoridad.

Descargar (PDF, 162KB)