Bienvenida

El Sindicato Médico de Granada acaba de remodelar su  página WEB, somos conscientes de que INTERNET nos brinda una magnifica herramienta para la comunicarnos con nuestros afiliados, con los facultativos y con el público en general. Lejos queda ya el año 2000 en el que el Sindicato Médico de Granada se convirtió en uno de los primeros sindicatos profesionales en utilizar Internet como potente herramienta de información a los médicos.

Desde esta remodelada página WEB el Sindicato Médico de Granada continuará con su labor y función primordial que no es otra que asesoramiento y defensa de los intereses laborales, profesionales y sindicales de todos y cada uno de sus afiliados ante las autoridades y corporaciones o cualquier persona física o jurídica, como indican nuestros Estatutos.

El Sindicato Médico de Granada (SIMEG), fundado en el año 1982, es la organización sindical que agrupa el mayor número de médicos y facultativos  de la provincia de Granada. Forma con el resto de las provincias andaluzas, el Sindicato Médico Andaluz (SMA) que junto con los otros sindicatos médicos autonómicos constituye la CESM. A nivel europeo formamos parte, a través de la CESM, de la FEMS (Federación Europea de Médicos Asalariados).

Organización de afiliación voluntaria, democrática, profesional e independiente que tiene por objeto la defensa de los intereses laborales y sindicales de los Médicos y Facultativos. Nuestros afiliados reciben periódicamente información personalizada mediante correo ordinario, sms a móviles, participación en redes sociales (facebook, twtter, google+ …) y en nuestra web: www.simeg.org que ha superado ampliamente 1.500.000 visitas.

Las especiales connotaciones de la actividad médica, con una elevada responsabilidad en sus actuaciones, precisa un enfoque diferente, desde una perspectiva sindical, al planteado por el resto de sindicatos. Entendemos que una organización sindical profesionalizada podrá defender mejor nuestros derechos que los sindicatos de clase.

Sin embargo, disponemos de unos recursos enormemente limitados, al contar sólo con las cuotas de nuestros afiliados; esto hace que realicemos un contacto más personalizado con los afiliados en lugar de poner en marcha costosos sistemas de propaganda. Debemos optimizar al máximo los pocos recursos de que disponemos, en bien de nuestra acción sindical.

Somos conscientes de la fuerza que nos da la unión de un sector profesional que, como el médico, tiene en sus conocimientos la conservación de la salud de los ciudadanos.  La permanente táctica de desunión, que durante tantos años ha utilizado la Administración, con muy buenos resultados, hace nacer uno de nuestros primeros objetivos sindicales: promover la unión del sector médico; sabemos que la unión, la voluntad de trabajo y la colaboración de todos nosotros, son el principal remedio al abuso desmadrado de algunos de nuestros gerentes y políticos.

Es hora de pegarnos a la realidad, exigir  que respeten nuestros derechos y se reconozca nuestro nivel de formación y de responsabilidad; es hora de acabar con la permanente pérdida de poder adquisitivo desde hace bastantes años y con la sobreexplotación por exceso de guardias a precios irrisorios, con la insuficiencia de medios de formación y  mecanismos de promoción profesional, etc. Todo ello está en gran parte en nuestras manos.