Reclama 100.000 euros al SAS al romperse la cadera por la puerta automática de un ambulatorio.

Descargar (PDF, 1.18MB)