JUBILACIÓN DE MEDICOS DE FAMILIA Y MIR EN SNS Y CCAA

Adjuntamos informe sobre las posibles jubilaciones de Médios de Familia y MIR que pueden terminar en la especialidad en 16 años (2021 a 2036), si disponemos de tiempo elaboramos algún informe más de otras especialidades numerosas y deficitarias en los próximos años.

España necesita, ahora y durante unos años convocatorias con más plazas MIR de Medicina de Familia, para formar a los licenciados de años anteriores que no han conseguido plaza para formarse, posiblemente son unos tres mil a los que hay que sumar los aproximadamente siete mil y en aumento que terminan cada año y los más de 1.100 procedentes de Facultades de otros países que se especializan en España. Pero pasados diez o quince años, no se necesitarán tantas plazas MIR de Medicina de Familia y es necesario realizar estudios demográficos más ajustados para ver las necesidades, no podemos formar médicos para que trabajen dos meses en veranos y ofrecerles contratos por horas, días, de lunes a viernes… por mucho que pueda interesar a algún gestor.

 

Descargar (PDF, 1.25MB)

Descargar (PDF, 214KB)

Jubilación voluntaria anticipada del médico 2022

Buenos días, hoy adjuntamos el tercer informe sobre jubilación del médico, en este caso la jubilación anticipada.

 

Desde el año 2011 en el que desde este Centro de Estudios se realizó el “Informe propuesta sobre jubilación para el personal facultativo de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud” (Ver informe), se han venido publicando informes sobre la jubilación, como un tema interesante y muy desconocido para la mayoría de los médicos, sobre todo por la pérdida que supondrá en el poder adquisitivo y que es necesario conocer para buscar solucionarla o adaptarse a la misma.

 

El pasado día 11 de julio publicamos un informe sobre la jubilación ordinaria (Ver informe), en el que quedó de manifiesto que los médicos y resto de profesionales que cotizan por el tope máximo, sufren una pérdida de más de 4.500 euros al año con relación a la pensión por la que han contribuido, al afectarle el tope máximo de pensión, que suponen más de 90.000 euros en una supervivencia media de 20 años tras cumplir los 65 años. El 18 de julio publicamos otro informe de jubilación demorada (Ver informe), que puede ser una forma de paliar en parte está perdida y la pérdida de poder adquisitivo con relación al sueldo en activo, que supera el 35% en casi todos los casos y el 50% para los que continúan haciendo guardias. Ahora publicamos este sobre la jubilación anticipada, que supone un recorte sobre la pensión inicial reconocida por la que se ha cotizado de hasta el 21% y otro recorte adicional de hasta el 4% si finalmente la pensión queda por encima de la pensión máxima, si se adelanta dos años.

 

El próximo 27 de septiembre los médicos colegiados de Badajoz, tendrán la oportunidad de asistir a la conferencia que presentaré bajo el título “JUBILACIÓN DEL MÉDICO: cómo, cuándo y cuánto” gracias a la amable invitación del Presidente de su Ilustre Colegio Oficial de Médicos.

 

En el mes de junio gracias a la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), pude asistir al XXVIII Congreso SEMG en Bilbao, para hablar de este interesante tema que está disponible en su web, dentro del grupo de trabajo senior con el título  “Jubilación: Planificación legal y económica (Ver video), estoy muy agradecido a la organización del Congreso por esta gran oportunidad y para avanzar en la difusión y el conocimiento de la problemática de la jubilación por parte de la profesión, sobre todo por ser un congreso presencial y online (Híbrido) con gran difusión y repercusión posterior en redes y web.

 

Después de la pandemia las condiciones laborales se han deteriorado y posiblemente serán más los médicos que voluntariamente quieran una jubilación anticipada y será un problema para muchas especialidades, es prioritario mejorar las condiciones para que muchos médicos no se vean obligados a jubilarse anticipadamente.

 

Jubilación voluntaria anticipada

 

Los funcionarios que cotizan a clases pasivas, entre los que se encuentran los médicos de APD y los médicos que trabajan como funcionarios para las distintas administraciones, se pueden jubilar con la edad de 60 años y con 30 años cotizados.  El importe que perciben, puede ser el tope máximo de pensión con 33 años cotizados según el programa Simul@ de la web de clases pasivas.

 

Pero además a partir de 17-03-2013, se establece esta nueva modalidad de jubilación anticipada por voluntad del trabajador a la que podrán acceder los trabajadores, incluidos en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social (aquí estamos encuadrados la mayoría de los médicos, los estatutarios y los laborales), que reúnan los siguientes requisitos principales:

 

Tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad exigida para la jubilación que resulte de aplicación en cada caso.

 

Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años.

 

Del período de cotización, al menos 2 años deberán estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

 

La cuantía que resulte será objeto de reducción mediante la aplicación, por cada mes o fracción que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación que en cada caso resulte de la aplicación, de los siguientes coeficientes reductores  sobre la pensión inicial reconocida en función del período de cotización acreditado:  Cotizaciones de menos de 38 años y seis meses va desde el 3,26% para un mes de adelanto hasta el 21% para un adelanto de 24 meses. Para más años de cotización hay menores recortes, pero es difícil para los médicos llegar a muchos más años de cotización.

 

Pero aquí no quedan los recortes, una vez aplicados los referidos coeficientes reductores, el importe resultante de la pensión no podrá ser superior a la cuantía que resulte de reducir el tope máximo de pensión en un 0,50 por 100 por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación.  . Esto quiere decir que, si se jubila dos años antes de la edad legal, la pensión que cobrará un médico no puede ser superior a 2.706,41 euros/mes con una pérdida de 112,77 euros mensuales sobre la pensión máxima.

 

Pero a partir de enero de 2024, una vez aplicados los coeficientes anteriores, la pensión no podrá superar el importe que resulta de aplicar a la pensión máxima los coeficientes reductores siguientes que aumentan cada año hasta el 2033: Cotizaciones de menos de 38 años y seis meses va desde en 2024 el 5,70% para 24 meses de adelanto hasta el 21% en el año 2033 y menores porcentajes para menos meses, para mayores cotizaciones los importes son menores, pero pueden llegar hasta el 13% de la pensión máxima.

 

La Seguridad Social permite compatibilizar la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial, con la consecuente minoración de aquélla en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación con la de un trabajador a tiempo completo.

 

En la Sanidad Pública, por ahora, no son de aplicación estas figuras de jubilación que en algunos casos permitirían prolongar la vida laboral con menores cargas de trabajo y aliviar las cargas de trabajo por falta de plantilla en algunas especialidades y periodos.

 

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años al igual que los funcionarios y sin tanto recorte.

 

Es urgente mejorar las condiciones laborales y retributivas para evitar que muchos jóvenes especialistas se marchen y muchos mayores se jubilen de forma anticipada, obligados por la penosidad del ejercicio actual de la profesión.

 

Terminó el tiempo de las palabras, es ya hora de poner soluciones urgentes, incrementar durante unos años aún más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades y muy importante mejorar las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones. Es imprescindible incrementar el presupuesto dedicado a la Sanidad Pública hasta alcanzar al menos el 7% del PIB, del cual debería llegar hasta Atención Primaria al menos un 20% pues ha sido un sector muy castigado por la anterior crisis, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta tal punto que lo invertido en 2020 en Atención Primaria supera lo invertido en 2009 en solo el 11,6%, mientras la inversión en el Sistema Sanitario Público ha crecido en un 18,7%, en el sector hospitalario en un 32,2% y la inflación de enero de 2009 a junio de 2022 ha sido de un 29,3%.

 

Informe Jubilación Anticipada Médico 2022

 

Descargar (PDF, 213KB)

 

Muchas gracias, reciban un cordial saludo.

Granada, 25 julio 2022

Vicente Matas Aguilera  

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada.

Jubilación demorada del médico en 2022

Buenos días, adjuntamos informe en pdf sobre la jubilación demorada del médico en 2022.

El Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada realizó el año 2011 el “Informe propuesta sobre jubilación para el personal facultativo de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud” y desde entonces se han venido publicando informes sobre la jubilación, como un tema interesante y muy desconocido para la mayoría de los médicos, sobre todo por la pérdida que supondrá en el poder adquisitivo y que entendemos que es necesario que los médicos y facultativos la conozcan para buscar solucionarla o adaptarse a la misma.

Gracias a la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), este año hemos tenido la oportunidad de asistir al XXVIII Congreso SEMG en Bilbao, para exponer la ponencia sobre este interesante tema titulada “La peri-jubilación, preparando la jubilación”, estamos muy agradecidos a la organización del Congreso por esta gran oportunidad y seguros de que habrá supuesto un importante avance en la difusión y el conocimiento de la problemática de la jubilación por parte de la profesión, sobre todo por ser un congreso presencial y online con gran difusión y repercusión posterior en redes.

Hace unos días publicamos un informe sobre la jubilación ordinaria (Enlace al informe), en el que quedó de manifiesto que los médicos y resto de profesionales que cotizan por el tope máximo, sufren una pérdida de más de 4.500 euros al año con relación a la pensión por la que han contribuido, al afectarle el tope máximo de pensión, que suponen más de 90.000 euros en una supervivencia media de 20 años tras cumplir los 65, pues bien, ahora publicamos este sobre la jubilación demorada, que puede ser una forma de paliar en parte está perdida y la pérdida de poder adquisitivo con relación al sueldo en activo, que supera el 35% en casi todos los casos y el 50% para los que continúan haciendo guardias.

Consiste en un porcentaje adicional para trabajadores que prolongan su actividad laboral y se jubilan con una edad superior a la establecida legalmente.

Desde el 1 de enero de 2022 la persona que retrasa voluntariamente el momento de la jubilación percibirá un complemento económico en la pensión cuando decida jubilarse. Va a poder elegir entre este abanico de opciones:

  1. Un porcentaje adicional del 4% por cada año completo cotizado después de cumplir la edad ordinaria, lo que supondrá un aumento de la cuantía de la pensión. Hasta este año 2022 el incentivo oscilaba entre un 2 y un 4 por ciento de mejora según el tiempo cotizado.
  2. Una cantidad a tanto alzado por año cotizado, que va a depender de los años que se haya cotizado cuando se llega a la edad de jubilación, y que va desde los 5.000 a los 12.000 euros aproximadamente. Se recibe en el momento de la jubilación. NO ES RECOMENDABLE EN GENERAL, pues con poco más de siete años cobrando el incremento mensual el importe es mayor y la cuota para hacienda mucho menor, pues al cobrarlo completo el año de la jubilación supone un importante incremento en el IRPF y al médico llega poco más del 50% del importe bruto.
  3. Una combinación de ambas. En principio tampoco recomendable de forma general.

Recordemos una vez más que la profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años al igual que los funcionarios y sin tanto recorte.

Es hora de poner soluciones urgentes, incrementando durante unos años aún más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades (tardan cuatro o cinco años en formarse) y mejorando las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones. También se podría permitir a profesionales que voluntariamente lo soliciten, prolongar su vida laboral, sobre todo en especialidades que son claramente deficitarias y no tienen especialistas para reponer las jubilaciones.

Muchas gracias por la atención, reciban un cordial saludo.

 

Informe Jubilación Demorada Médico 2022

 

Descargar (PDF, 237KB)

Granada, 18 julio 2022

Vicente Matas Aguilera @vicentematas 

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada.

Prejubilación a los 60 años: 67.000 médicos podrán retirarse en 5 años. REDACCIÓN MÉDICA 16/03/22

Los sindicatos plantean aplicar coeficientes reductores de la edad de jubilación a los médicos españoles

16 mar 2022. 17.30H    POR JESÚS MEDIAVILLA

Adelantar la edad de prejubilación a los 60 años es una de las principales reivindicaciones que el sector médico ha trasladado al Gobierno para que tome medidas en este año 2022. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya ha recibido estas pretensiones sindicales que, de materializarse, abre la puerta de la prejubilación a más 67.000 médicos en un plazo de cinco años.

Esta es la cantidad de facultativos con una edad que comprende el rango de 55 a 64 años que hay actualmente en nuestro país, según los datos elaborados por el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada tomando como referencia las estadísticas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A día de hoy, el departamento de José Luis Escrivá tiene sobre la mesa la propuesta presentada por los principales sindicatos para agilizar el establecimiento de coeficientes reductores para rebajar la edad de jubilación a los 60 años de trabajadores del sector sanitario. Ante esta solicitud, el Ejecutivo pondrá en marcha dos procedimientos. En primer lugar, abrirá un nuevo proceso que contemple los indicadores a considerar. Por otro lado, una vez sea comunicado el inicio del expediente, elaborará un informe sobre las posibilidades de identificación del colectivo y en su caso el informe previo de siniestralidad.

El Gobierno es consciente de que el procedimiento regulador vigente, el Real Decreto 1698/2011, debe modificarse “a fin de hacerlo más eficaz” y abordar la posibilidad de satisfacer esta demanda de los profesionales sanitarios. Por ello, continúa, en el plazo de tres meses a contar desde el 1 de enero de 2022, el Gobierno procederá, en los términos que previamente sean acordados con las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, a la adaptación del marco regulador establecido por la normativa mencionada.

España, uno de los países europeos con más accidentes laborales

CCOO, en su escrito dirigido al Ministerio de José Luis Escrivá, se acoge al informe de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) sobre los riesgos actuales y emergentes en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST) en el sector sanitario europeo y desvela, que, entre otras, las siguientes conclusiones:
  • Los trabajadores de la asistencia sanitaria y social tienen la cuarta tasa más alta de problemas graves de salud relacionados con el trabajo.
  • La exposición a riesgos biológicos o químicos más prevalente es la que se da en el sector de la asistencia sanitaria.
  • Las mujeres del sector de la sanidad y los Servicios Sociales tienen más probabilidades de sufrir al menos un accidente o de padecer una enfermedad profesional que las trabajadoras de otros sectores.
  • España es el segundo país europeo donde los sanitarios sufren más accidentes laborales. Se producen más de 2.500 accidentes al año por cada 100.000 empleados sanitarios.

Flexibilización de la jubilación para adelantarla o atrasarla

Otras voces, sin embargo, alertan del riesgo de abrir la puerta a las prejubilaciones. Es el caso de la nueva secretaria general de Amyts, Ángela Hernández, quien asegura que, en el caso de la Comunidad de Madrid, “el Sermas no está preparado ni para el tercio de jubilaciones de los mayores de 65 años que se están completando a lo largo de los próximos cinco años”. “Las condiciones de ejercicio actualmente son tan draconianas que muchos piden jubilarse antes.

En este sentido, Hernández aboga por implementar medidas de flexibilización que contemplen la jubilación voluntaria para los que tienen 60 años y quieran pedirla. Al mismo tiempo, recuerda que “hay otros profesionales que podrían ampliar de forma flexible su jubilación más allá de los 65 años y que serían una enorme ayuda para el sistema”. “Desde el 2013 se ejecutan jubilaciones forzosas gracias a la excusa de la crisis económica, las cuales después se han mantenido con unas renovaciones discrecionales que no se deberían producir”.

¿Jubilación a los 70 años en sanidad?

Mientras, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha ampliado su propuesta para la jubilación “flexible” de los facultativos, de forma que no solo puedan adelantarla a los 60 años por motivos de penosidad sino que también tengan la posibilidad de extender su actividad hasta los 70. Una iniciativa que incluye tanto al personal sanitario como al laboral al servicio de las administraciones públicas de Salud y que pone el foco sobre el trabajo nocturno.
“En aquellas circunstancias en las que el profesional esté en buenas condiciones no tiene sentido anticipar la edad de jubilación”, ha destacado el secretario general de CESM, Gabriel del Pozo, en una rueda de prensa en la que también han participado el presidente de la confederación, Tomás Toranzo; y Enrique Fernández, miembro del Grupo de Trabajo de Jubilación.

Informe-Propuesta jubilación facultativos SNS 2011

En el año 2011 se elaboró en Granada este amplio Informe-Propuesta sobre jubilación del personal facultativo de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud que, por la actualidad del tema entendemos que merece la pena publicar de nuevo, teniendo en cuenta que, aunque en lo básico sigue vigente, fue realizado hace diez años.

 

Después de este breve resumen se puede descargar el informe completo en pdf en el enlace al final.

 

Entendemos desde el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada que la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), como organización que aglutina la mayor representatividad laboral del colectivo médico de nuestro país, y considerando que las características pasadas, actuales y de futuro que definen el ejercicio de la medicina en nuestro Estado justifican la reiterada petición de esta organización de un régimen especial de jubilación voluntaria del médico entre los 60 y los 70 años.

 

El objetivo de este informe-propuesta es plantear la necesidad de un régimen flexible de jubilación, entre los 60-70 años, para todos los facultativos sanitarios que trabajan por cuenta ajena, con adaptación al ámbito del personal sanitario, de las jubilaciones parcial y anticipada ya previstas en la ley 40/2007, de 4 de diciembre, de medidas en materia de Seguridad Social.

 

En primer lugar, planteamos la posibilidad de prolongar, voluntariamente, la edad de jubilación de los facultativos sanitarios hasta los 70 años de edad, en consonancia con las actuales tendencias europeas, siempre que las condiciones físicas y psíquicas lo permitan.

 

En segundo lugar, queremos extrapolar, al personal facultativo sanitario estatutario y al personal facultativo sanitario laboral, la jubilación anticipada de clases pasivas del Estado, actualmente aplicable a personal acogido a las mutualidades.

 

En nuestro país llegar a ser Médico significa recorrer un largo camino formativo que no admite, desde ningún punto de vista, comparación alguna con el resto de profesiones derivadas de titulaciones universitarias. Nota extraordinaria para acceder a la facultad, seis años de estudios universitarios (360 créditos ECTS), un año para preparar el MIR y 4 o 5 años de formación especializada. En resumen tras un mínimo de 11 o 12 años de intensa y competitiva dedicación formativa, puede presentarse en sociedad el médico como un profesional reconocido y legalmente habilitado para ejercer la medicina, rondando los treinta años de edad, transcurrido más de un tercio de su esperanza de vida.

 

Además el proceso formativo de un médico es una obligación legal  y deontológica,  que se extiende a lo largo de toda su vida laboral y más allá de la licenciatura y la especialización postgrado está la  formación continuada de actualización profesional y de carácter periódico y duración ilimitada.

 

Los riesgos de salud (físicos, químicos, biológicos, ergonómicos y psicosociales) de quienes trabajan en el ámbito asistencial de la Sanidad, constituyen un tema que cada vez cobra mayor importancia en los países avanzados.

 

También es preciso recordar que el contacto permanente con el dolor y el sufrimiento humano junto con los demás riesgos, conduce a cifras de burnout entre los médicos, preocupantes, incluso superiores al 70% según Martínez.

 

La sociedad exige al médico jornadas laborales, muy superiores a las de cualquier otro trabajador. En la actualidad y desde la entrada en vigor del Estatuto Marco, en nuestro país, al médico, se le exigen 48 horas semanales en computo semestral. Este exceso de jornada de casi 800 horas al año de media, tiene que realizarse obviamente fuera de la jornada ordinaria, llevándose a cabo en horas nocturnas (63%) y en días festivos, sábados y domingos (36%). Esta jornada en su mayor parte está ocupada por funciones casi exclusivamente asistenciales. Además con los contratos por días y horas muchos médicos han realizado jornadas de 24 horas y solo han cotizado por un día, de esta forma les será imposible llegar a los 38 años medio para tener derecho a la pensión máxima.

 

Que las condiciones del trabajo repercuten en la salud de los trabajadores es algo obvio, en el caso de los médicos por el exceso de jornada de las guardias, por el trabajo nocturno, con su correspondiente déficit de sueño y por el trabajo a turnos. La consecuencia más evidente del trabajo a turnos y principalmente del nocturno es la somnolencia diurna que repercute en la actividad profesional, con acumulación de errores, dificultad para mantener la atención, para percibir correctamente la información y/o dificultad para actuar con rapidez.

 

La medida más habitual, para disminuir las negativas consecuencias del trabajo a turnos y el trabajo nocturno en los trabajadores expuestos, consiste en disminuir el tiempo total de trabajo en el personal sometido a los mismos. Sin embargo, en el caso del personal facultativo sanitario la realidad es que, no sólo no se disminuye su jornada laboral, sino que ésta, como ya hemos señalado, se ve incrementada en un importante número de horas al año, como consecuencia de las guardias. Sería preciso establecer mecanismos para la calificación de la patología relacionada con los turnos como enfermedad profesional.

 

Los médicos en su trabajo están expuestos al estrés que se caracteriza por la vivencia de una situación que el individuo no puede controlar, que le supera, como una emoción dolorosa como una sensación de angustia, como un miedo al futuro. Estos sentimientos dan lugar a una serie de consecuencias psíquicas y sociales que no deberían ser ignoradas en un profesional que tiene bajo su responsabilidad la salud de los demás.

 

Por otro lado estudios realizados en hospitales de EEUU han demostrado que los turnos continuados de más de 24 horas triplicaban el número de médicos agotado o “zombi”Después de 24 horas sin dormir, el estado mental es el equivalente al de una persona que supera el límite permitido de alcoholemia, lo que “es una buena estimación de las consecuencias que podría tener la falta crónica de sueño en el mundo real”.

 

La falta acumulada de sueño durante días y semanas empeora la capacidad cognitiva de una persona en un proceso que tal vez sea irreversible. A este respecto, conviene recordar que el trabajo de las guardias médicas ha evolucionado mucho, habiéndose pasado de ser una situación en “expectativa de trabajo” a una situación de “trabajo a destajo”, con lo que la posibilidad de descanso durante la guardia se ha visto seriamente disminuida.

 

La OIT recomienda desde hace más de treinta años la adopción de un sistema flexible que facilite la elección individual de la edad de jubilación en función de las circunstancias económicas y profesionales de los perceptores.

 

Sin duda habrá un importante contingente de médicos que, de poder flexibilizar las condiciones de su jubilación, optarían por una jubilación parcial y podrían suponer un importante activo del sistema, especialmente en épocas de escasez de recursos humanos, como la que se avecina en nuestro país con la previsible jubilación de las promociones más numerosas de facultativos.

 

La profesión de facultativo sanitario con exposición a agentes biológicos, físicos y sustancias químicas, la carga mental del trabajo realizado y los factores estresantes y sobre todo las jornadas extenuantes, que en ella se dan la convierten sin duda en penosa y justifica la consideración de profesión de riesgo. Además los excesos de jornada realizados a lo largo de la vida laboral implican que con 30 años de ejercicio un médico ha realizado por término medio el trabajo equivalente a 40 ó 45 años.

 

Las previsiones de jubilaciones de médicos para la próxima década ascienden a más de 39.000 médicos, cifra que corresponde a los médicos colegiados que hoy tienen entre 55 y 64 años. En la década siguiente, es decir, los colegiados que hoy tienen entre 45 y 54 años, sólo por efecto de la edad se jubilarían alrededor de 71.000, lo que supone más de un tercio de los médicos colegiados en la actualidad.

 

Esto lo advertimos en 2011 y ahora en 2021 ya estamos con un incremento muy importante de jubilaciones y pasados unos diez años volveremos a tener muchas menos jubilaciones y nuestros nuevos especialistas ¿encontraran trabajo entonces?

 

La mayoría de los médicos al jubilarse pierden una importante cantidad con relación a la pensión por la que han cotizado, al estar afectados por el límite de la pensión máxima y pierden mucho más con relación a sus retribuciones en activo que con las guardias superan ampliamente el tope de cotización y por tanto en esos casos las guardias ni cotizan ni computan a la hora de calcular la pensión.  Para no perder tanto poder adquisitivo al jubilarse solo les queda contratar un plan de pensiones privado.

 

Sin embargo, las guardias si computan en el IRPF y hace que se incremente su porcentaje en 4 ó 5 puntos sobre el total de la nómina, con lo que del importe bruto de las guardias al médico le llega muy poco más del 50%. En resumen, aportan mucho esfuerzo con las guardias en impuestos directos y no les beneficia en su pensión.

 

Existen razones que justifican la necesidad de un régimen especial de seguridad social para los Facultativos especialistas sanitarios.

 

Es preciso flexibilizar la edad de jubilación voluntaria entre 60 y 70 años y desarrollar la jubilación anticipada lo que contribuiría a minimizar el impacto de las jubilaciones de las promociones más numerosas de médicos.

 

Computar el trabajo de forma que tenga en cuenta el exceso de jornada que realizan los facultativos sanitarios, introduciendo factores correctores que permitan acceder a la edad de jubilación con una carga laboral, en horas, que deberán ser traducidas a años, similar al resto de los trabajadores, contribuiría a evitar las desigualdades y a lograr un sistema más justo y racional.

 

Necesidad de revisar el tope máximo de cotización y eliminar el tope máximo de las pensiones y sustitución por su tope natural.

 

Informe-Propuestas-jubilcacion-facultativos-SNS-2011

 

Descargar (PDF, 933KB)

Jubilación anticipada del médico: Más recortes desde 2024

En el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada hemos realizado un amplio informe sobre los recortes adicionales que a partir del año 2024 van a soportar los médicos que se jubilen anticipadamente y algunas pinceladas sobre los cambios que se implantaran a partir del año 2027, que aún están sin explicar. El informe completo en pdf se puede descargar al final de este pequeño resumen.

Los médicos en España cotizan por el tipo máximo en el régimen general para el grupo 1 (Ingenieros y Licenciados) que para el año 2021 es de 4.070,10 euros/mes, con estas cotizaciones en el año 2021 un médico que acceda a la jubilación ordinaria por edad, si cumple el resto de requisitos, ha cotizado más de 36 años y los últimos 24 por el tope máximo, puede llegar al 100% de la base reguladora para el cálculo inicial de su pensión, que le correspondería por las cotizaciones que ha realizado, en concreto una pensión de jubilación de 3.111,07 euros brutos al mes, en catorce pagas (43.554,98 euros brutos/año), pero por desgracia le afecta el tope máximo y la pensión que percibirá será de 2.707,49 euros brutos mensuales (14 pagas) en total 37.904,86 euros brutos anuales. Pueden existir pequeñas diferencias según el mes en el que se produce la jubilación, los cálculos son individuales. Pero esas cantidades son brutas y una vez aplicado una retención aproximada del 20%, el importe neto se queda en unos 2.166 euros/mes.

 

En resumen, recibe 403,58 euros menos al mes de lo que le corresponde por lo que ha cotizado lo que suponen 5.659,12 euros menos al año.

 

En caso de jubilarse anticipadamente, dos años antes de su edad ordinaria de jubilación, antes del año 2024 le corresponde un recorte del 16% sobre la base reguladora que generalmente no le afecta pues es lo mismo que pierde con relación a la pensión máxima, pero además aplicando un nuevo recorte del 4% (un 0,50 por 100 por cada trimestre o fracción de anticipación) la pensión que cobrará un médico este año, que se jubile dos años antes, no puede ser superior a 2.599,20 euros/mes con una pérdida de 108,29 euros mensuales (1.516,06 euros al año) sobre la pensión máxima. Como siempre después hacienda retiene aproximadamente un 20% y al banco llegan unos 2.080 euros netos más o menos.

 

Sumando ambas perdidas, resulta que cobrará 511,87 euros/mes (7.166,18 euros/año) menos del importe por el que ha cotizado durante su vida laboral.

 

Para el ejemplo anterior (médico con 36 años de cotización y jubilándose dos años antes de su edad legal), si le aplicáramos las normas una vez pasado el periodo transitorio de diez años desde 2024, le correspondería un recorte del 21% sobre la pensión máxima, es decir 568,57 euros/mes y la pensión, con datos de este año, quedaría en 2.138,92 euros/mes (29.944,88 euros/año) con una pérdida anual de 7.959,98 euros. A esta cantidad bruta le descontaría hacienda aproximadamente un 18% y quedaría en unos 1.760 euros/mes.

 

Mientras tanto, los funcionarios que cotizan a clases pasivas y los trabajadores cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, peligrosa, tóxica o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad pueden jubilarse con 60 años y sin sufrir perdida con relación a la pensión por la que han cotizado.

 

Pero aquí no quedan los recortes, aunque aún no se sabe cómo, el gobierno tiene previsto aplicar un factor de equidad intergeneracional, además de incrementar los años de calculo de la base reguladora y posiblemente la edad legal de jubilación, viendo lo que van a aplicar por anticipar la jubilación dos años, suponga unos 500 o 600 euros de recorte en las pensiones iniciales de los futuros médicos jubilados a partir de 2027 o bien prolongar la vida laboral hasta los 69 o 70 años, ya veremos.

 

Es muy urgente aclarar este tema, así como el incremento de los años para calcular la base reguladora y la posible ampliación de la edad legal de jubilación, pues preocupa y mucho a los futuros jubilados, entre ellos especialmente a los médicos que con una carrera tan larga (seis de facultad y uno preparando el MIR) y tanto tiempo para formarse como especialistas (cuatro o cinco años) no tienen tiempo material para cotizar mucho más allá de los 40 años, aunque con las guardias tienen tiempo trabajado por mucho más tiempo, pero no se computa de ninguna manera, sería justo un coeficiente corrector. Además, la mayoría de los médicos que están próximos a jubilarse han sufrido muchos años de falta de trabajo, contratos precarios, a tiempo parcial, de lunes a viernes, por horas… con lo que les ha sido muy complicado llegar a los años que se va a exigir.

 

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años de edad al igual que los funcionarios y sin tanto recorte.

 

El tiempo de las guardias debería considerarse tiempo trabajado a efectos de jubilación y su retribución, que es inferior a la hora ordinaria debería tener un tratamiento fiscal favorable, ahora supone un incremento importante de la retención del IRPF de toda la nómina y para el médico finalmente el importe neto que llega al banco supone poco más del 50% del importe bruto por hora.

 

Una profesión con tantas exigencias, dedicación, responsabilidad, peligrosidad y penosidad necesita un tratamiento más justo.

 

 

 

Granada, 31 agosto 2021

Vicente Matas Aguilera

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada

Descargar (PDF, 249KB)

Gran recorte en el complemento de Jubilación por hijos

Buenas tardes, adjuntamos informe sobre el nuevo complemento para la reducción de la brecha de género en las pensiones contributivas.

 

La gran mayoría de médicas, sanitarias y madres en general han sufrido un importante recorte en el complemento de pensión que podían cobrar por hijos con respecto a la aplicación del nuevo complemento para la reducción de la brecha de género.

 

La cuantía fija es de 378 euros al año, por hijo, hasta un máximo de 4 hijos. Es decir, una mujer con un hijo contará con 27 euros al mes más en su pensión, se reconocerá en todas las modalidades de pensión (jubilación, jubilación anticipada voluntaria, incapacidad permanente y viudedad), excepto en la jubilación parcial. Es una ventaja con el anterior complemento que no era de aplicación con la jubilación anticipada voluntaria.

 

Este nuevo complemento supone un recorte para la mayoría de los casos, con la excepción de los casos de un solo hijo que el anterior complemento no contemplaba. Veamos ahora detenidamente los importes que suponen los recortes en diferentes situaciones e importes de pensión inicial reconocida.

 

Tanto en importe mensual como por año, salen beneficiadas las madres con un solo hijo o hija que con el anterior complemento no tenían derecho a importe alguno y las madres con dos hijos y pensión de 1.000 euros/mes o inferior, en el resto de las situaciones supone un recorte importante el nuevo complemento para la reducción de la brecha de género, con relación al complemento por maternidad. Los recortes llegan a superar el 64% en algún caso y hasta más de 2.680 euros al año en otros casos.

 

Esperemos que, con la tramitación como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, se puedan incluir mejoras que reviertan estos drásticos recortes de complemento de pensión que afectan mayoritariamente a las madres, dentro de ellas a sanitarias y médicas. También sería muy oportuno ampliar los beneficios a más de cuatro hijos, ya que son precisamente estas familias las que más contribuyen a revertir el reto demográfico, al que nos enfrentamos, por los pocos nacimientos que se producen en este tiempo, es necesario incentivar la natalidad.

 

 

El informe completo en pdf se puede descargar en el enlace de más abajo.

 

 

Granada, 19 febrero 2021

Vicente Matas Aguilera

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada.

 

Zona de los archivos adjuntos

Descargar (PDF, 275KB)

Jubilación del médico en 2021: Cuándo, cómo y cuánto

 

Jubilarse en el año 2021, depende de la edad y de los años cotizados. En el informe disponible más abajo en pdf se pueden consultar muchas de las dudas a la hora de jubilarse este año.

 

Cuánto

Lo primero que tienen que saber es que, al jubilarse perderán mucho con relación a lo que vienen cobrando en activo, sobre todo si aún realizan guardias.

 

Se cotiza por más de lo que se puedes finalmente recibir, al aplicar el tope de pensión máxima de 2.707,49 euros brutos al mes, en médicos del ejemplo recibe 403,58 euros menos al mes de lo que le corresponde por lo que ha cotizado lo que suponen 5.659,12 euros menos al año.

 

Los médicos y todos los trabajadores que perciben sueldos por encima de la base de cotización máxima sufren importantes pérdidas retributivas con la jubilación. En concreto para los médicos superan el 35% en casi todos los casos y más del 50% en muchos casos, especialmente para los que hacen guardias.

 

Por el contrario, aquellos trabajadores que perciben sueldos brutos por debajo de la base máxima de cotización, en general apenas sufren pérdidas o estas son pequeñas con relación al derecho generado y con relación a los sueldos brutos percibidos en activo. Aunque poco a poco también les van afectando los recortes introducidos  y los que se introducirán en el futuro.

 

Complementos

 

Es interesante conocer que existen complementos por prolongación de la vida laboral y por maternidad.

 

Jubilación Anticipada

 

Es posible también jubilarse anticipadamente, pero en el caso de no ser funcionario, tiene importantes recortes para la pensión reconocida.

 

Complejidad, responsabilidad…. no reconocida.

 

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años de edad al igual que los funcionarios y sin tanto recorte.

 

El tiempo de las guardias debería considerarse tiempo trabajado a efectos de jubilación y su retribución.

 

Planificación a largo plazo de necesidades

 

Por la falta de planificación a largo plazo, no se ha tenido en cuenta el gran número de jubilaciones que se están produciendo y en determinadas especialidades no existen médicos disponibles, se han formado pocos o se han marchado a países de nuestro entorno donde les ofrecen mejores condiciones.

 

Es hora de poner soluciones urgentes, incrementando durante unos años aún más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades (tardan cuatro o cinco años en formarse) y mejorando las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones.

 

 

Granada, 14 enero 2021

Vicente Matas Aguilera

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada.

 

Descargar (PDF, 323KB)

Jubilación del médico en 2020: Requisitos, cuantías y más. INFORME CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG 04/06/20

Para poder jubilarse en el año 2020, depende de la edad y de los años cotizados. Veamos.

 

Muchos médicos, cuando estaban próximos a la edad de jubilación, hace unos años, preguntaban si podían continuar trabajando unos años más. Con los drásticos recortes que hemos sufrido por la crisis, que por desgracia se han traducido en unas condiciones de ejercicio profesional muy penosas (masificación, presión asistencial, falta de sustitutos, acumulaciones, estrés…), ahora son menos los que quieren continuar y muchos los que preguntan ¿cuándo me puedo jubilar?, no aguanto más, estoy agotado, en estas condiciones no quiero seguir.

 

Requisitos, tiempo, importes y mucho más en el informe completo en pdf disponible más abajo.

 

Descargar (PDF, 218KB)

Encuesta sobre la Situación de la Profesión Médica en España

Como en años anteriores se ha puesto en marcha la sexta oleada de la Encuesta sobre la Situación de la Profesión Médica en España, organizada por la OMC con la colaboración de CESM. Es una iniciativa que un año más pretende conocer la situación actual de la profesión en España, para ello es imprescindible la colaboración de los Colegios de Médicos Provinciales y de toda la colegiación que ha sido fundamental para el éxito de participación conseguido en años anteriores desde los 10.000 encuestas en el primer muestreo hasta los 13.498 encuestas en el muestreo de marzo de 2018, convirtiéndose en un estudio de referencia a nivel nacional.

 

En esta oleada coordinada por nuestro compañero Vicente Matas, participan todas las vocalías de la OMC y Miguel Ángel García de CESM, con preguntas específicas a los médicos de diferentes ámbitos y situaciones: Atención Primaria, Hospitales, Otras Administraciones Públicas, Tutores, MIR, Jubilados, Medicina Privada, Urgencias/Emergencias y Médicos que hacen guardias. También se incluyen otros aspectos de la profesión como desgaste profesional, para lo que ha sido necesario suprimir preguntas sobre aspectos que ya están bien estudiadas en anteriores oleadas, conservando cuestiones fundamentales para dar continuidad al estudio. Los colegios provinciales han recibido en enlace con las instrucciones para enviarlo por correo electrónico a los colegiados. Agrademos la colaboración en este proyecto que nos hace más fuertes a todos y referentes ante los medios informativos y antes las Administraciones.

 

Conocer las dificultades y deficiencias con las que se enfrentan ahora los médicos en su trabajo diario nos permitirá denunciarlo y proponer soluciones a las Administraciones para mejorar las condiciones en la que ejercen la profesión los médicos y de esta forma mejorar la atención que reciben los pacientes. Mejorar las condiciones profesionales y ofrecer estabilidad será la mejor forma de fidelizar a nuestros jóvenes médicos especialistas, magníficamente formados, para que el SNS pueda hacer frente al incremento de jubilaciones de los próximos años.

 

En la era de las nuevas tecnologías, disponemos del siguiente enlace a la encuesta para compartir en redes sociales. Haciendo “click” o (control + intro) en el mismo se puede acceder directamente al cuestionario y participar en la encuesta hasta el 4 de noviembre.

 

https://recuest2.grupo-aei.com/api/194110/6144/

 

El tiempo para responder la encuesta es de unos diez minutos, pedimos por favor este pequeño esfuerzo que nos permitirá conocer mejor la situación de la profesión.

Muchas gracias por la colaboración que puedan prestar a la encuesta difundiéndola entre los médicos de su organización.

 

Vicente Matas Aguilera

Coordinador de la encuesta

Back To Top