CONVOCATORIA PÚBLICA MÉDICOS DE FAMILIA AP PLAN DE VACACIONES DISTRITO GRANADA METROPOLITANO

Publicada en el día de hoy: 

Convocatoria pública para la provisión mediante nombramiento de personal estatutario temporal de Médico de Familia de AP para PLAN VACACIONAL en Distrito Granada Metropolitano:

OFERTA:
1 contrato para la cobertura de Albaycin (Pueblos) en Distrito Granada.
9 contratos de DA en Metropolitano.

PLAZO de INSCRIPCIÓN:
2 días hábiles desde el día siguiente a la publicación de la convocatoria (miércoles y jueves :17 y 18 de julio).

PRESENTACIÓN de la SOLICITUD:
En Registro físico de Distrito Granada Metropolitano enviando copia por correo a la UAP.

DISTRITO GRANADA:

https://www.sspa.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/sites/default/files/sincfiles/wsas-media-ooe_puesto_base_documento/2024/9129_O.pdf

DISTRITO METROPOLITANO: 

https://www.sspa.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/sites/default/files/sincfiles/wsas-media-ooe_puesto_base_documento/2024/9128_O.pdf

Se adjuntan convocatorias:

Descargar (PDF, 4.96MB)

Descargar (PDF, 4.96MB)

ACTO ÚNICO RESIDENTES: DESIERTO

CONFIRMADO: FRACASO ESTREPITOSO del ACTO ÚNICO MIR: 2, 4 y 9 de JULIO:

Para FEA:

No se oferta ningún contrato en los Hospitales PTS ni HUVN. En AGS Sur: se ofertan 2 contratos y se acepta 1. En AGS Nordeste, 10 contratos y solo se acepta 1. En las convocatorias del 4 y 9 de julio, no se acepta ninguno.

Para MF de AP: 

De 23 ofertas de trabajo hasta el 31 de diciembre para paliar el déficit de MF en la provincia de Granada, SOLO se aceptan las 4 de ZBS Granada Metropolitano, 1 en el AGS Sur y 1 en el AGS Nordeste.

La falta de información, la improvisación desmedida y un incentivo económico (plus de residencia de 500 euros/mes), que llegó cuando ya se habían llevado a cabo 2 de las 3 sesiones de dicho ACTO ÚNICO y que, evidentemente, no solucionará los graves problemas que sufrirá la medicina pública andaluza este verano, se convierten en la fórmula perfecta para seguir manteniendo vivo el éxodo de profesionales ALTAMENTE CUALIFICADOS.

Ha quedado demostrado que los incentivos de este plan EIR son claramente insuficientes, exigimos medidas adicionales para aplicar tanto a MIR como a Adjuntos de MF, algunas de las cuales ya estarían autorizadas por la Dirección General de Personal del SAS en el ámbito de AH y AP, que consisten en la implementación de Continuidades Asistenciales/Plan de Accesibilidad para retribuir las horas de jornada complementaria/Guardias/Refuerzos asistenciales de 15 a 20 horas en días laborables, así como grabar en Gerhonte los salientes de guardia en laborable de todos los MF en DA, para que computen como jornada.

 

¡VAMOS A LA PLAYA!

Un año más, las vacaciones; un año más, la incertidumbre; un año más, las recurridas frases de “no hay médicos”, “nos tenemos que cubrir entre nosotros”, “¿conoces a alguien que quiera venir a trabajar aquí?”,” veremos a ver si no tenemos que denegar vacaciones”,” “yo al final me voy a tener que ir a otro sitio más tranquilo”, …

 

Otra vez lo mismo, pero nuevamente se recuerda cuando ya el tsunami ha alcanzado nuestras playas.

 

Ahora solo nos queda mantener el barco a flote, “a toda costa”.

 

El único salvavidas planteado por nuestros superiores en esta catástrofe son los refuerzos de verano. Consiste en habilitar consultas normalmente por la tarde, para atender a la población que se desplaza al litoral durante estos meses. Una medida totalmente insuficiente que no nos sirve para sostener el desbordamiento de la atención sanitaria.

 

Además, su redacción correcta seríare-esfuerzos”: Estas consultas terminan cubriéndose con los propios profesionales que quedan en pie, los mismos de siempre, confiando en el buen hacer y la voluntad de una plantilla que necesita más efectivos ya en las condiciones habituales.

 

Estas consultas quedarán muy bien de cara a la galería; intentarán dar una imagen de una sanidad andaluza que no solo cubre todas las expectativas y necesidades habituales de sus clientes, sino que también puede ofrecer un servicio extra en verano de un “todo incluido” allá donde veranees. Nada mas lejos de la realidad. Nos encontramos con unos facultativos que no dan más de si para cubrir entre ellos las ausencias de verano y los cuadrantes de guardias que se quedan tiritando en estos meses, pues es que, además, tienen que clonarse para que no se note que no hay personal que pueda atender estas magnificas consultas de desplazados. Son los mismos médicos que han estado por la mañana en el centro de salud, que probablemente vienen de hacer una guardia de 24 horas en los días previos, los que salen a las emergencias que puedan surgir, los que vienen de un aviso a las tantas para ver a su paciente en situación terminal, los que también por las tardes ponen la mejor de sus sonrisas para seguir atendiendo gente detrás de la barra de nuestras consultas para visitantes.

 

No entendemos que se puedan plantear la realización de actividades extraescolares cuando, a duras penas, podemos con todos los deberes diarios que se nos imponen.

 

El cuaderno de vacaciones en este caso, se debería quedar vacío.

Poniendo el dedo en la llaga. ENTREVISTA PRESIDENTE SIMEG

Impactantes declaraciones de nuestro Presidente, el Dr. Cantalejo, en Canal Sur Radio, donde disecciona la situación de la Sanidad Pública a raíz de la “demoledora” nota de prensa de la Junta de Personal de los Distritos Granada Metropolitano:

Recogemos solo algunos trazos de lo que se refleja en la entrevista:

¿Qué es lo que funciona bien en la Sanidad Pública?

La dedicación y el oficio de los profesionales que atienden a los ciudadanos a costa de la conciliación familiar y de su propia salud, cosa que no aparece en la factura final y que además tiene un efecto radiotóxico, debido a que ese estrés en esas condiciones laborales se va acumulando y arrastrando en el tiempo.

¿Qué está pasando?

Hay que preguntarse primero de dónde venimos, arrastrando un déficit estructural desde hace más de 20 años.

La situación actual es diferente: la cartera de servicios es mucho más compleja debido a los avances tecnológicos. Esto supone una necesidad de más personal.

¿Por qué no se ha corregido esta falta de personal?

Hay muchos cómplices para que esto haya pasado. Todos veíamos que cada vez el deterioro era mayor y los recursos estaban más ajustados.

El colapso del sistema, simple y llanamente, lo ha evitado la entrega de los profesionales incluso a costa de su salud.

¿Existe intencionalidad privatizadora en esta situación?

La clave es hacer atractiva la Sanidad Pública para que los médicos no se vayan. De hecho, el principal competidor de nuestro sistema no es la privatización, sino la Sanidad Pública de otras CCAA.

Por ejemplo, los residentes que ven el trato a sus tutores aquí, eligen otros destinos para trabajar. Destaca el fracaso del acto único para residentes, sabiendo ya desde hace 4 años que esta situación iba a ocurrir.

¿Cuál es la solución?

La solución existe y es de sentido común: faltan médicos. No falta formación, ni vocación, ni investigación, sino número de médicos.

En 2003, con mucho orgullo, SIMEG elaboró el primer estudio de previsión de jubilación y lo presentó a las distintas fuerzas políticas. Como “catetos” de Granada, esperábamos que hubiese un Plan para el “boom” de jubilaciones que se avecinaba en 20 años. Pensábamos que había unos señores “sesudos” en el Ministerio que tenían previsto un plan… pero NO había plan… No han sabido concienciar, incentivar ni ofertar unas condiciones laborales razonables para nuestros profesionales. No se cumplen acuerdos por parte de la administración: el abordaje debe ser profesional.

Como decían en aquellas películas del oeste: no hay mejor indio que el muerto. Pues bien, para la Administración, no hay mejor médico que el que no está en la consulta o el que no está en quirófano: para ellos, los médicos generamos gasto; para nosotros, los médicos generan inversión. Pero los políticos no ven más allá de lo que tienen delante: por ejemplo, ¿por qué se cierran centros? Porque es rentable. Aún habiendo médicos dispuestos a trabajar por la tarde, no les autorizan porque se gasta mucho abriendo un centro de salud en ese horario.

Nos hemos acostumbrado a que haya listas de espera y a que sean infinitas: quizás se esté haciendo un adoctrinamiento social de que esto se ha acabado.

Hay vasos comunicantes entre la Sanidad Pública y Privada y, a lo mejor, pronto llega un momento en que usted tendrá:

  • Un seguro “C” donde le llamará un administrativo y le dará algunas recomendaciones por teléfono.
  • En otro seguro “B” le atenderá un enfermero,
  • Pero para llegar al seguro “A1+” tendrá que poner mucho dinero para que le atienda un médico detrás del teléfono, y mucho más, de forma presencial.

El discurso no es privada o pública, sino si estamos dispuestos a mantener un sistema sanitario que de respuestas, acorde con los impuestos que pagamos todos, sin que el médico muera por el camino.

 

 

 

 

Quince años después, la paga extra de los facultativos del SNS sigue recortada en verano

Buenos días, adjuntamos un nuevo informe sobre el recorte en la paga extra de junio, por desgracia, otro verano más y han pasado quince años, los Servicios de Salud “premian” a los médicos y facultativos con una paga extra muy recortada en el sueldo base y trienios.

La Ley 55/2003, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud contempla que las pagas extraordinarias serán dos al año, se devengarán preferentemente en los meses de junio y diciembre y el importe de cada una de ellas será, como mínimo, de una mensualidad del sueldo y trienios, al que se añadirá el complemento de destino.

Pero llegó la crisis, el gobierno socialista del presidente Zapatero aplicó fuertes recortes en los sueldos de los empleados públicos, se vendió a la opinión pública que el recorte era del 5% de media, pero por desgracia para los médicos y titulados universitarios del grupo A1 el recorte en los sueldos fue muy superior, al recortar más del 45% en sueldo y trienios de la extra de diciembre, con lo que el recorte llegó hasta más del 10% de media.

Los sucesivos gobiernos han mantenido este gran recorte en las pagas extras y los incrementos han sido lineales, después de varios años de congelaciones de sueldo y algunos otros recortes adicionales que afectaron especialmente a los médicos.

En el año 2024 quince años después, los médicos, facultativos y todos los profesionales del subgrupo A1 tienen un recorte del 38,29% en el importe del sueldo base de las extras y cobran 818,82 euros, un 2,15% menos que el subgrupo A2 (enfermería) que cobra 836,78 euros y 5,54% menos que el grupo B que cobra 866,84 euros. En las extras, estos profesionales del subgrupo A1, cobran 31,53 euros por trienio, con un recorte del 38,26% sobre el trienio normal.

 

Un médico con diez trienios, se encontrará con un recorte de más de 703,48 euros en esta extra de junio, en total en las dos extras se le están recortando este año 1.406,96 euros y desde 2010 serán más de 18.156 euros de recorte en las extras a final de año, solo en los conceptos de sueldo y trienios a los que hay que sumar, recortes en otros conceptos, que se aplicaron muchos años e incluso el recorte de la extra completa de diciembre de 2012 que se devolvió años después.

 

En este año los médicos y facultativos en general, aún cobran, en cómputo anual, un sueldo base que supera solo en 1.302,24 euros (supone el 8,01 %) al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes. Son 17.560,44 euros anuales en 2024 frente a los 16.258,20 euros anuales a los que tenían derecho en el año 2010 antes de los recortes del gobierno del PSOE.

 

Si tenemos en cuenta que, desde enero de 2010 hasta mayo de 2024 el IPC ha subido un 34,4% según datos del INE y subiendo, los médicos y resto de profesionales del grupo A1 han tenido una gran pérdida de poder adquisitivo, que en sueldo base anual bruto es de 4.290,58 euros (el 24,43%) pues, para conservar el poder adquisitivo, debería ser de 21.851,02 euros al año brutos, y eso sin tener en cuenta la subida de impuestos directos, que la han sufrido especialmente e indirectos (IVA pasó del 16 al 21%) que los soportan igual que el resto de la población.

 

Para el resto de las retribuciones complementarias, el importe percibido en 2024 está algo por encima del año 2010 antes de los recortes, por ejemplo, el complemento de destino es un 13,66% superior, al pasar de 613,6 euros mes en 2010 antes de los recortes a 697,43 euros mes en este año 2024. Si tenemos en cuenta el IPC se ha perdido el 15,43% de poder adquisitivo en este concepto y en la mayoría de los demás complementos.

 

El resto de categoría profesionales sufrieron menores recortes y por tanto han perdido menos poder adquisitivo desde el año 2010.

 

Hay que tener en cuenta que, habiendo sufrido recortes progresivos, con subidas porcentuales lineales los facultativos españoles nunca recuperan los grandes recortes que sufrieron.

 

En España para ejercer como médico especialista, se necesitan entre once y doce años de formación superior y se llega con una edad media de 29-30 años. Este tremendo esfuerzo, merece un mayor reconocimiento de la sociedad y un mejor trato de los Servicios de Salud, con la creación de un nuevo grupo A1+ para los médicos que reconozca la exigencia de 360 créditos universitarios y la formación MIR.

 

Muchas gracias por la difusión que puedan dar al informe.

Un cordial saludo.

 

Informe Quince años después, la paga extra de los facultativos del SNS sigue recortada en verano

Descargar (PDF, 962KB)

 

 

Granada, 1 de julio 2024

Vicente Matas Aguilera médico jubilado

Fundación Centro de Estudios SIMEG “Vicente Matas”

 

DIAGNÓSTICO: “HIPERTROFIA DE CUPOS”

            Según lo acordado con la Consejería, los cupos en Atención Primaria no deberían superar las 1300 TIS, con lo que se podría llegar al objetivo propuesto de un máximo de 35 citas diarias.

            Según los datos que podemos manejar, en nuestra provincia, son muchos los cupos que no cumplen esta premisa, y esta sería una de las causas, sumadas a otras tales como la falta de sustitución de las ausencias, tanto las previstas como las sobrevenidas, para explicar la demora que se está produciendo en la citación en las consultas de Atención Primaria y la sobrecarga que soportan muchos profesionales, con el riesgo que comporta y que ya se recoge en normativa de PRL.

            Estos datos nos muestran que serían necesarios hasta 43 nuevos cupos en Distrito Sanitario Granada Metropolitano, 9 en Sur y 3 en Nordeste, lo que llegaría a un total de 55 nuevos facultativos para poder absorber el déficit que se plantea.

            Si bien sería deseable que la cuantificación fuese en TAES mejor que en TIS, o más adecuado aún, según complejidad de pacientes, se puede inferir que el déficit está ahí, e incluso podría ser mayor si se tuviese en cuenta este último parámetro. 

            Es por ello que se debe priorizar el desdoblamiento de cupos en aquellas zonas sobretensionadas para poder llegar al objetivo propuesto de ofertar una asistencia de calidad a todos los ciudadanos sin la demora que en la actualidad se hace patente. Esta oferta también sería de utilidad para fidelizar a nuevos facultativos con contratos estables y evitar su migración a otros lugares que ofertan mejores condiciones laborales.

 

Delegados de Atención Primaria SIMEG.

 

Atención Primaria del SNS necesita: Incrementar presupuesto. CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG

Buenos días, adjuntamos informe “Atención Primaria del SNS necesita: Incrementar presupuesto”.

Atención Primaria en España, soporta en estos años, unas cargas de trabajo desmesuradas, falta de tiempo para el paciente y a pesar del tremendo esfuerzo que realizan sus médicos, los pacientes sufren importantes demoras para conseguir cita con su Médico de Familia/Pediatra. Las causas, son muy claras y comienzan por un presupuesto totalmente insuficiente, que ha sufrido recortes excesivos, como veremos más adelante. Las soluciones, son teóricamente fáciles, pasan por incrementar el presupuesto, hasta llegar al 25% del presupuesto sanitario público, aunque evidentemente, habrá que hacerlo en varios años, con un primer objetivo en el 20%.

La inversión sanitaria pública en España que existía en el año 2009, antes de la crisis y los correspondientes recortes, era de un total de 70.579 millones de euros en el SNS, de los cuales se dedicaba a Atención Primaria un escaso 15,3% (10.775 millones) y a pesar de este insuficiente e injusto presupuesto, los recortes entre 2009 y 2013, fueron mucho más importantes en Primaria (1.651 millones, el 15,3%) que en el SNS (el 12,6%) y mucho más que en los Servicios Hospitalarios (1.850 millones, el 4,7%). En 2013 solo se invertía el 14,8% sobre la inversión sanitaria pública, frente al 15,3% del año 2009.

Cuando llega la recuperación económica, Primaria que sufrió mayores recortes que la media del SNS y que los Servicios Hospitalarios, incrementa la inversión entre 2013 y 2022, menos que el SNS, el 44,3% Primaria frente al 49,2% del SNS y menos que los Servicios Hospitalarios que se incrementan en un 49,3%. Primaria pasa del 14,8% en 2013 de la inversión sanitaria pública a un escaso 14,3% en 2022.

En resumen, desde 2009 a 2022 Atención Primaria ha recortado en un punto su participación en la inversión sanitaria pública, pasando del 15,3% al 14,3%. En estos años el incremento de inversión ha sido de 2.392 millones (el 22,2%), cuando el incremento del SNS ha sido de 21.493 millones (el 30,5%), el incremento de los Servicios Hospitalarios ha sido de 16.594 millones (el 42,3%).

Esta evolución negativa viene de lejos, pues desde el año 1980 hasta 2022, Atención Primaria ha pasado del 20,9% a un escaso 14,3% y muchos de los problemas que ahora tiene, es fruto de este drástico recorte. Mientras tanto los Servicios Hospitalarios han avanzado 5,8 puntos, desde el 54,9% hasta el 60,7%.

Atención Primaria necesita más presupuesto, sin recortar en otros sectores, pero es necesario un incremento importante para financiar más plantilla, tanto de médicos como de personal técnico-administrativo y de apoyo en la consulta para conseguir que, los médicos tengan más tiempo para atender los problemas médicos de los pacientes.

También es necesario mejorar las condiciones retributivas, las condiciones laborales, ofrecer contratos de larga duración a los nuevos especialistas, incentivación en los centros aislados y de difícil cobertura y OPES convocadas en junio, resueltas en meses y no en años, para que la mayoría de los nuevos especialistas se queden en España y en Atención Primaria.

 

Muchas gracias por la difusión que puedan dar al informe.

 

Informe Atención Primaria del SNS necesita: Incrementar presupuesto

Descargar (PDF, 1.08MB)

 

Un saludo

Granada, 24 junio 2024

Vicente Matas Aguilera, Médico Jubilado

Fundación Centro Estudios SIMEG “Vicente Matas”

LA NUEVA UNIDAD DE GRANDES QUEMADOS DEL SAS: LOS FACULTATIVOS

Todos los veranos nos azotan noticias de incendios por doquier coincidiendo con el verano y el aumento de temperaturas. Uno de los culpables reincidentes es el SAS y los grandes quemados son LOS FACULTATIVOS.

Otro año más, el Servicio Andaluz de Salud, carece de PLAN VACACIONAL para sustituir a los FACULTATIVOS EN LOS HOSPITALES. No van a contratar sustitutos.

Cada verano, el agotamiento profesional o “burnout” entre los médicos se convierte en una preocupación creciente debido a la falta de sustitutos. Durante esta temporada, el aumento de las temperaturas y la mayor demanda de servicios médicos coinciden con las vacaciones del personal, generando una sobrecarga de trabajo para los facultativos que permanecen en sus puestos.

La escasez de sustitutos lleva a que muchos médicos deban asumir una carga laboral excesiva, trabajando largas jornadas sin los descansos adecuados. Esta situación no solo afecta su bienestar físico y mental, sino que también está en riesgo la calidad de la atención médica que pueden ofrecer a los pacientes.

El “burnout” se manifiesta en síntomas como el agotamiento extremo, la disminución del rendimiento y una actitud cínica o desapegada hacia el trabajo. Los médicos, al estar sometidos a un estrés constante y a una presión incesante, pueden llegar a sentirse desmotivados y emocionalmente agotados.

Recientemente, desde el Sindicato Médico de Granada hemos trasladado una encuesta abordando esta cuestión a todos los facultativos de hospitales de Granada y las respuestas han sido DEMOLEDORAS:

  • El 90 % de los facultativos obligados a realizar guardias de presencia física, ve incrementado el número de guardias durante el verano, llegando a hacer hasta 9-10 guardias al mes.
  • Más del 90% de los facultativos obligados a realizar guardias localizadas, superan las 6 guardias en los meses de verano, y un 15% de ellos puede superar el número de 10 guardias localizadas al mes.
  • El 70% de los facultativos que pasan consulta, ven incrementados en más de un 15% el número de pacientes que deben atender en el mismo periodo de tiempo.
  • El 98% de los encuestados refiere una sobrecarga añadida a la habitual durante el periodo estival.
  • El 94% advierte que esta situación influye directamente en detrimento de la calidad en la asistencia a los pacientes.

Durante años, nuestros dirigentes han justificado la situación con la excusa de la falta de facultativos para contratar. Sin embargo, este año no pueden seguir utilizando ese argumento repetitivo y vacío: de los 48 residentes que han finalizado su formación este año en Granada, solo han contratado a 5. Al resto los han mandado a las colas del paro.

Es crucial que las autoridades sanitarias aborden esta problemática con urgencia y dejen de mirar a otro lado mientras el incendio sigue quemando profesionales. La implementación de políticas que garanticen la disponibilidad de sustitutos durante el verano, así como el apoyo emocional y profesional a los médicos, son medidas esenciales para prevenir el agotamiento y asegurar un sistema de salud eficiente y sostenible.

Desde el Sindicato Médico de Granada queremos hacer visible el malestar de todos los facultativos de nuestros hospitales, no vamos a permanecer callados y que se siga “normalizando” la falta de plan de nuestra administración.

 

 

La Consejera de Salud reconoce la reducción de plantilla del SAS mientras el colapso de la sanidad pública se extiende a los hospitales. SMA

Ayer, 11 de junio, la consejera de Salud, Catalina García, ha reconocido que el SAS contará este verano con un 16% menos de plantilla que el verano pasado. La consejera atribuye la responsabilidad a la ministra de Sanidad por no flexibilizar las medidas de supervisión de los MIR de último año. Sin embargo, ella es la única responsable del desastre.

Ante todo, es necesario desmentir su principal estrategia de defensa: Los MIR de último año no son la solución al problema. La consejera insiste en contar con ellos para reforzar los centros más deficitarios y reprocha a la ministra que no favorezca esta posibilidad, pero con ello solo pretende eludir su responsabilidad.

Ciertamente, el papel en esta crisis del Ministerio de Sanidad y del Consejo Interterritorial, sumido en la inoperancia y la demagogia, está siendo lamentable, pero la causa principal del colapso que se avecina es la catastrófica gestión de la consejera de Salud.

El problema de este verano no es que los MIR de Medicina de Familia acaben la especialidad en septiembre. El año pasado terminaron en mayo y la mayoría rechazaron las ofertas de trabajo que les hizo el SAS. Es absurdo pensar que unas ofertas de trabajo que fueron rechazadas por médicos con la especialidad sean aceptadas por médicos residentes, en especial cuando el SAS se opone a compensarlos con ningún tipo de incentivo.

La causa de problema que viviremos este verano es que la actual consejera de Salud ha despreciado a los facultativos mientras dilapidaba cientos de millones de euros en la consulta de acogida y en consolidar los refuerzos covid de otras categorías. El presupuesto más alto de la historia del SAS ha sido derrochado en proyectos fracasados y en medidas populistas mientras el SAS se quedaba sin médicos. Ese es el legado que dejará tras de sí Catalina García.

El problema afecta al conjunto de la sanidad pública andaluza. El SAS apenas está logrando cubrir el 50% de las ofertas de verano a los especialistas de Atención Hospitalaria. Muchos servicios esenciales quedarán sin cubrir. Existen hospitales que podrían verse obligados a cerrar sus Unidades de Cuidados Intensivos. La actividad de quirófanos y consultas se verá drásticamente reducida. Las listas de espera seguirán disparándose.

Es probable que el SAS pretenda mantener en funcionamiento los servicios deficitarios desplazando forzosamente a los facultativos de otros centros, lo que solo agudizará la precariedad laboral de los médicos y su marcha del sistema público.

El SAS debe atender de una vez las legítimas demandas de los facultativos y mejorar sus retribuciones y sus condiciones laborales. Debe regular las guardias localizadas e incentivar los puestos de difícil cobertura. Debe acabar con la discriminación de las facultativas y favorecer la conciliación familiar. Debe atender a los focos de sobrecarga laboral especialmente acusada, como Atención Primaria y las Urgencias Hospitalarias. En lugar de eso, el SAS rechaza al diálogo con el Sindicato Médico y desprecia nuestras reivindicaciones. Se niega a aceptar que esta es la única forma de paliar el desastre. La responsabilidad en primera persona por este bloqueo corresponde a la consejera de Salud.

¿Qué más hace falta para que la Presidencia de la Junta actúe?

 

Comité Ejecutivo del SMA

Hay médicos, faltan de algunas especialidades, contratos atractivos, mejores retribuciones y buenas condiciones. CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG

Buenos días, hoy adjuntamos un nuevo informe titulado “Hay médicos, faltan de algunas especialidades, contratos atractivos, mejores retribuciones y buenas condiciones” sobre los datos de colegiados a 31 de diciembre de 2023 publicado recientemente por el INE.

En diciembre de 2023 había un total de 301.684 médicos colegiados, con un incremento de 9.271 (el 3,2%) con relación al año pasado, 41.096 (el 16,2%) desde el año 2017 y 82.653 (el 37,7%) desde el año 2009, son incrementos importantes, pero que hay que estudiarlos detenidamente, pues hay muchos matices.

Veamos, del total de colegiados 246.400 (81,7%) estaban en activo con un incremento de 4.998 (el 2,1%) con relación al año pasado, 22.301 (el 10,1%) desde el año 2017 y 44.282 (el 21,9%) desde el año 2009, los restantes 55.284 (el 18,3%) son médicos jubilados con un incremento de 4.273 (el 8,4%) con relación al año pasado, 18.795 (el 57,4%) desde el año 2017 y 38.395 (el 227,3%) desde el año 2009. Por tanto, el mayor incremento de colegiados se ha producido entre los médicos jubilados y el incremento de los médicos en activo es sensiblemente inferior al general.

Pero, además el grupo de médicos colegiados menores de 35 años, son 64.560 médicos (el 21,4%) y se ha incrementado en 3.263 (el 5,3%), con relación al año pasado, en 16.416 (el 35,7%) desde el año 2017 y en 24.547 (61,3%) desde el año 2009, en este grupo de edad están incluidos la inmensa mayoría de los MIR pues, según el Ministerio, este año son menores de 30 años el 74,9% y menores de 35 años el 90,6% de los que han obtenido plaza.

Recordemos que, los MIR son médicos en formación y que a finales del año 2023 eran aproximadamente unos 33.000 y que se habían incrementado en unos 3.000 desde los aproximadamente 30.000 del año 2021 y unos 7.500 más que los aproximadamente 25.500 que estaban formándose en 2017. Estos médicos, que figuran en activo, serán especialistas en los próximos años, pero en estos momentos se están formando y realizando una gran labor asistencial tutelada en los centros.

El grupo de médicos entre 55 y 64 años ha crecido mucho hasta el año 2016 en que llegó hasta los 70.988 médicos (28,6%) y ahora desciende de forma importante cada año, son 58.643 (el 19,4%) y ha disminuido en 3.663 (el -5,9%), con relación al año pasado, en 12.125 (el -17,1%) desde 2017 y ha aumentado en 19.445 (49,6%) desde el año 2009. Es el grupo que se están jubilando y seguirán jubilándose en los próximos años, son  muchos de los que en 2009 estaban en el grupo de 45 a 54 años y nos hizo ver que sería un problema para reponer sus plazas cuando se jubilaran, pero no reaccionaron a tiempo las administraciones y ahora faltan médicos de varias especialidades, con especial importancia en Atención Primaria por no poder cubrir las plazas que quedan vacantes, especialmente en el medio rural y en plazas de difícil cobertura, incluidas las plazas fijas de tarde en algunos centros.

En cualquier caso, la inmensa mayoría de los médicos entre 55 y 64 años y un porcentaje de los que tienen entre 65 y 69 que aún están en activo se jubilarán en los próximos diez/doce años, hemos estimado pueden ser unos 80.000 activos de más de 55 años que, en resumen, se jubilaran una media anual de entre 7.000 y 8.000 médicos por año.

Para reponer este importante número de jubilaciones, son insuficientes los residentes que terminan en estos años. Conocer de forma aproximada las jubilaciones previstas para los próximos diez-doce años es muy importante, pues es necesario tener prevista su reposición, formar a un médico especialista supone, como mínimo un tiempo de once o doce años (seis de facultad, otro de preparación MIR y cuatro o cinco años de formación especializada).

Hemos visto aproximadamente cuantos se podrán jubilar, ahora vamos a ver cuántos han podido terminar este año y cuantos pueden terminar en los próximos años como máximo, aunque son algunos menos los que finalmente terminan por diferentes motivos. En mayo-septiembre de este año podían terminar como máximo 7.496, en el año 2025 el máximo es de 7.894, en 2026 un máximo de 8.026, en 2027 un máximo de 8.030 y en al año 2028 un máximo de 8.465 médicos especialistas.

En España no ha existido una planificación adecuada a medio y largo plazo, a pesar de que, en el año 2007, en un artículo en Andalucía Médica advertía, de la falta de médicos especialistas para Atención Primaria, para hacer frente al importante número de jubilaciones pasados quince años, al contrario, se tomaron decisiones contrarias a las que hacía falta tomar. Entre 2010 y 2014 se redujeron y mucho las plazas MIR adjudicadas y los incrementos de plazas adjudicadas desde 2015, han llegado muy tarde, para hacer frente al déficit que estamos teniendo de varias especialidades, más evidentes en Atención Primaria.

En resumen, faltan médicos de varias especialidades y “sobran” licenciados en medicina que no han accedido a la formación MIR, aunque en 2023 y 2024 han quedado plazas sin adjudicar de Medicina de Familia. Pasados unos diez/doce años el número de jubilaciones bajarán de forma drástica y posiblemente los médicos que terminen el MIR tendrán complicado encontrar plazas para trabajar en España, estos futuros médicos son los que ahora comienzan sus estudios en las facultades.

España necesita, ahora y durante unos años muchas más plazas MIR, para formar a los licenciados de años anteriores que, sin plaza adjudicada para formarse, pues en esta convocatoria 1.892 médicos admitidos al MIR, de nuestras universidades no han elegido plaza, a los que hay que sumar los cerca de siete mil que terminarán este año y que pueden presentarse a la próxima convocatoria MIR.

Informe Hay médicos, faltan de algunas especialidades, contratos atractivos, mejores retribuciones y buenas condiciones

Descargar (PDF, 588KB)

 

Granada, 27 mayo de 2024

Vicente Matas Aguilera Coordinador Jubilado del

Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada

Jubilación anticipada del médico en 2024: Cuándo, cómo y cuánto. CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG

Buenos días, este informe sobre jubilación anticipada del médico es continuación de los publicados este año sobre jubilación ordinaria (Ver informe), jubilación demorada  (Ver informe) y jubilación activa de Médicos de Familia y Pediatras de Atención Primaria (Ver informe). Como es un tema que está variando año tras año, llevamos ya varios años publicando este tipo de informes y tengo intención de seguir haciéndolo en el futuro, aunque como ya estoy jubilado, desde el 22 de mayo del año pasado, como “coordinador jubilado” del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada “Vicente Matas”, que desde finales del año pasado está constituido como fundación y le han puesto mi nombre, cuestión de la que estoy muy orgulloso y agradecido.

 

La jubilación anticipada en el caso de médicos estatutarios y laborales acogidos en el régimen general de la Seguridad Social, está especialmente castigado, hasta tal punto que, con menos de 38 años y seis meses de cotización, el coeficiente corrector va desde el 3,26% para un mes hasta el 21% para 24 meses sobre la base reguladora. Para más cotizaciones, es un poco menos hasta llegar a 2,81% para un mes y 13% para dos años en cotizaciones de más de 44 años y seis meses, pero generalmente los médicos que nos jubilamos en estos años es muy complicado superar los 38 años y seis meses, pues en los años 80 y 90 había mucho paro médico y se trabajaban unos meses al año.

 

Pero los recortes continúan, si una vez aplicados estos recortes la pensión resultante queda sobre la pensión máxima, este año se aplica sobre la misma otro factor corrector que, con menos de 38 años y seis meses se recorta sobre la pensión máxima, el 5,7% para 24 meses e irá incrementándose hasta el año 2033 en el que será de 21% para adelanto de dos años y menos para más cotizaciones y dependiendo de los meses de adelanto, es importante hacer simulaciones o consultar las tablas de coeficientes de la Ley (Ver Ley en BOE).

 

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años al igual que los funcionarios y sin tanto recorte en caso de anticipada.

 

Además, el tiempo de las guardias, que son obligatorias, en general no cotiza a la Seguridad Social al estar por encima del tope de cotización y no computa como tiempo trabajado. Sin duda debería considerarse tiempo trabajado a efectos de jubilación y su retribución, que es inferior a la hora ordinaria debería incrementarse y además tener un tratamiento fiscal favorable, ahora supone un incremento importante de la retención del IRPF de toda la nómina y para el médico, finalmente el importe neto que llega al banco supone poco más del 50% del importe bruto por hora. Un médico que haga guardias durante 30 años puede realizar una jornada total equivalente a una jornada ordinaria de más de 40 años.


Para los ingresos que superen el tope de cotización, donde están en general, los importes de las guardias, el gobierno impondrá una cuota de “solidaridad” a partir del 2025 que se incrementará por años y puede llegar hasta el 7% en 2045 (cinco partes la empresa y una el trabajador), pero que no tendrá repercusión para calcular la pensión, lo que supondrá pagar más para recibir lo mismo.

 

Terminó el tiempo de las buenas palabras, es ya hora de poner soluciones urgentes, incrementar durante unos años aún más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades y muy importante mejorar las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones. Es imprescindible incrementar el presupuesto dedicado a la Sanidad Pública hasta alcanzar  y superar el 7% del PIB, del cual debería llegar hasta Atención Primaria, al menos un 20% (en 2022 solo el 14,3%), pues ha sido un sector muy castigado por la anterior crisis, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta tal punto que lo invertido en 2022 en Atención Primaria supera lo invertido en 2009, en solo 2.392 millones de euros (el 22,2%), mientras la inversión en el Sistema Sanitario Público ha crecido en un 30,5%, en Hospitales en un 42,3% y la inflación de enero de 2009 a diciembre de 2022 ha sido de un 28,9%.

 

“Hacer atractivo el trabajo para los médicos, especialmente en Atención Primaria, es fundamental para garantizar el futuro del Sistema Nacional de Salud”

 

Un saludo y muchas gracias por la difusión que puedan dar al informe.

 

Informe Jubilación anticipada del médico en 2024: Cuándo, cómo y cuánto

Descargar (PDF, 1.53MB)

 

Granada, 21 mayo 2024

Vicente Matas Aguilera coordinador jubilado

Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada

El SMA le muestra a la Consejera la NÓMINA de un Médico/a de Atención Primaria

El SMA muestra la nómina real de un médico/a de Atención Primaria en el SAS para desmentir las declaraciones de la consejera de Salud

Tras difundir la Junta de Andalucía que los médicos de Atención Primaria cobran “una media anual cercana a los 98.000 euros”, la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha corregido esta cifra rebajándola a 78.000 euros, 20.000 euros menos que la cifra inicial.

Desde el Sindicato Médico Andaluz (SMA) consideramos que con ello demuestra que la primera información era falsa. ¿Cómo podemos saber que ahora dice la verdad? ¿Quién fue el responsable de publicar la información falsa? ¿Con qué intención lo hizo?

Parece evidente que desde la Consejería se ha intentado desprestigiar las reivindicaciones de los médicos. No estamos ante un mero error. Hace más de un año que la Consejería de Salud se niega a dialogar con el Sindicato Médico. Este ataque a los médicos es un acto de una gravedad extraordinaria que no puede quedar impune. La Presidencia de la Junta de Andalucía debe cesar de manera inmediata a la consejera Catalina García como responsable, por acción o por omisión, de este acto, ya que no lo hace por su pésima gestión al frente de la Consejería de Salud.

Ante la publicación sesgada del Servicio Andaluz de Salud (SAS) sobre los sueldos de sus médicos para desacreditar sus reivindicaciones, desde el SMA mostramos la nómina real de un/a compañero/a de Atención Primaria en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

No hemos elegido una nómina ad hoc. Nuestra intención no es la de engañar a los ciudadanos, como hace la Consejería. Hemos elegido una nómina estándar que incluye antigüedad, guardias y diversos complementos, lo que nos permitirá explicar a la población la estructura de nuestras retribuciones.

La nómina corresponde a unas retribuciones básicas de 41.678,16 €/año. Cuando le sumamos el complemento por tarjetas sanitarias asignadas (TAE), el total asciende a 47.719,18 €/año. Muchos médicos cobran menos por este concepto, por lo que el sueldo anual podría ser incluso inferior.

Esto es lo que gana un médico de Atención Primaria. Decir lo contrario supone una burda manipulación de la opinión pública.

No obstante, las características del trabajo nos obligan a hacer turnos y guardias, así como a desplazarnos a otros centros o incluso a otras localidades para prestar asistencia sanitaria en ellas.

Estas condiciones de trabajo y excesos de jornada deben ser retribuidos. Hacer pasar estas compensaciones por retribuciones fijas, como hace la Consejería de Salud en sus recientes declaraciones, no es más que una forma de manipular y de engañar a la población.

Así, por ejemplo, este profesional cobra complementos C y H porque trabaja en ocasiones fuera de su horario habitual y en centros de trabajo diferentes al habitual. Esto puede elevar sus retribuciones anuales a 49.901,26 €/año.

Además, cobra el máximo en concepto de dispersión geográfica, porque debe desplazarse habitualmente para prestar asistencia en otro núcleo poblacional y fuera de su horario habitual. Este complemento, que en realidad es una indemnización, elevará sus retribuciones a 53.622,94 €/año.

Gracias a que tiene tres trienios verá incrementarse el total anual a 55.610,94 €/año Como además hace guardias, puede cobrar hasta 60.998,58 €/año. Esto es lo que cobra un médico o médica de AP después de sumarle al sueldo los complementos y compensaciones por antigüedad, turnos, desplazamientos y guardias.

Estas cantidades retribuyen o compensan las condiciones de trabajo que los compañeros nos vemos obligados a acatar por su obligatoriedad. Resulta insultante que el SAS los presente como parte del sueldo.

Si cumple además los objetivos que le fija el SAS puede incrementar sus retribuciones en concepto de productividad variable, pero muchos médicos no cobran productividad o solo perciben una parte. En cualquier caso, difícilmente el total superará los 65.000 €/año.

Esta cifra, que suma al verdadero sueldo la antigüedad, guardias, turnos, desplazamientos y productividad, todavía está 13.000 euros por debajo de los 78.000 euros que, según dice ahora la consejera, cobran de media los médicos de AP.

En realidad, para subir en esta cuantía su retribución, nuestro compañero debería acceder a la carrera profesional mediante un exigente proceso de acreditación que además requiere décadas de antigüedad, además de pasarse media vida de guardia trabajando hasta 500 horas de guardia al año, si no tiene carrera profesional.

Con todo, incluso si este médico o médica cobrase 65.000 €/año en concepto de sueldo fijo, este seguiría resultando ridículo en comparación con el de cualquier profesional europeo con una jornada normal, atendiendo a la mitad de pacientes. De ahí que cada año más profesionales abandonan España para trabajar en el extranjero.

Este especialista se ha formado durante 12 años. Debe colegiarse y pagar un seguro de responsabilidad civil para protegerse de posibles demandas. Seguramente ha sido víctima de insultos y amenazas en su puesto de trabajo.

No solo cobra un sueldo inadecuado a su responsabilidad y su cualificación, sino que acaba de asistir perplejo al esperpento de que la Consejería de Salud mienta a la población para desprestigiar sus reivindicaciones. ¿Así piensa nuestra consejera atraer a los médicos al SAS?

Por todo ello, desde el Sindicato Médico exigimos que Catalina García debe ser cesada de inmediato.

Comité Ejecutivo del SMA

Adjuntamos nómina de un compañero/a de Atención Primaria del SAS donde se muestran los datos reales de las retribuciones:

 

 

 

https://www.smandaluz.com/nomina-retribuciones-atencion-primaria/

DE MÉDICA A…?

COLGAR EL FONENDO

Todos los sindicatos de Mesa Sectorial, salvo el SMA, han dado el visto bueno a las modificaciones propuestas por la administración en el procedimiento 30, que regula la protección frente a los riesgos laborales en situaciones de embarazo, parto y lactancia natural de las trabajadoras.

Y no son, como pretende la administración, cambios mínimos de un procedimiento que está demostrando su ineficacia a la hora de proteger, sin fisuras, a las mujeres trabajadoras del SAS que se encuentran en alguna de estas situaciones, y especialmente a las facultativas.

Cuando una facultativa embarazada, con parto reciente o con lactancia natural, pone en conocimiento del SAS su situación, se pueden dar dos circunstancias:

  • Que se valore directamente su paso al INSS para solicitar la suspensión por riesgo En este caso una vez que el área de VS emite un certificado de “No apto” hay un periodo en el que el responsable de Personal emite la declaración de suspensión de contrato y la trabajadora solicita del INSS la prestación de riesgo durante el embarazo/LN. Esa resolución puede demorarse hasta 30 días. Durante ese periodo la trabajadora embarazada queda en una situación de vacío legal, pues no debe acudir a su puesto de trabajo, pero tampoco tiene recogido en su Gerhonte una justificación para no acudir a dicho puesto. Hemos solicitado reiteradamente que se regule un permiso de tramitación para estas situaciones. No lo contemplan.
  • Que no se valore inicialmente y se inicie un procedimiento de adaptación de puesto de trabajo.

En este último caso, hemos solicitado que se recoja la necesidad de adaptar el puesto de trabajo con las funciones esenciales de su profesión y si esto no es posible que se proponga la tramitación de la suspensión por riesgo al INSS.

Ante esta situación se invoca la LPRL, en tanto permite ofrecer un puesto de trabajo (exento de riesgo) incluso en otra categoría profesional, con los problemas que esto conlleva: pérdida de funciones propias de la facultativa, discriminación retributiva por razón de sexo, inseguridad jurídica ante una situación de movilidad funcional excepcional, ocupación de puestos de trabajo susceptibles de ser ofertados a demandantes de empleo de estas categorías, etc.….

Curiosamente no son tan exhaustivos con la Ley en relación a la obligación expresa de tener un listado de puestos exentos de riesgo para las diferentes categorías y especialidades de las trabajadoras del SAS, así como una evaluación de los riesgos, que, para estas situaciones se deben definir.

Además, ha desaparecido la posibilidad de invocar lo contemplado en el Procedimiento 15, como trabajadoras especialmente sensibles, que recoge: “si las restricciones indicadas impiden la realización de las tareas esenciales de su profesión, y no existe puesto de trabajo compatible con el estado de salud del profesional.”

En el caso de las embarazadas se debería tramitar la suspensión por riesgo.

PARA EL SAS Y RESTO DE OOSS ES ADMISIBLE QUE UNA FACULTATIVA REALICE FUNCIONES AJENAS A SU CATEGORÍA PROFESIONAL

 

Mª del Carmen Serrano Martínez

Vocal PRL SMA

 

LA GENERACIÓN COVID Y EL FINAL DEL VERANO

Cuando enumeramos las secuelas de la pandemia, hay una más de la que queremos hablar, porque afecta a nuestro ya castigado colectivo médico. Nuestros residentes, todos los años terminan su formación en el mes de mayo, y los esperamos ansiosos, como el agua de este mes, para ofrecerles contratos más o menos estables, pero sobre todo para que palíen, aunque sea livianamente, nuestra sequía de médicos para cubrir el plan de vacaciones de verano.

 

Pues bien, este año, nuestros retoños ya convertidos en médicos especialistas, como secuela tardía de este maldito virus, van a terminar su formación más tarde, a finales de septiembre.

 

Se nos va nuestra pequeña esperanza estival como las sombrillas con los primeros vientos de otoño.

 

Un año más nos enfrentamos a un plan de vacaciones fantasma, que no se va a llevar a cabo porque nuevamente recurrirán al mantra de “no hay médicos”.

 

Y en gran parte tienen razón; no hay médicos MOTIVADOS, porque no se sienten valorados ni remunerados de acuerdo a su ejercicio profesional, no hay médicos COMPROMETIDOS porque aún a día de hoy, se sigue fidelizando a nuestros especialistas con contratos mes a mes. No hay médicos VOCACIONALES, porque mentira a mentira, desengaño a desengaño, agresión tras agresión, se disipa lo que juramos años atrás con tanta ilusión como discípulos de Hipócrates.

 

Con un concurso de traslados previo a las vacaciones y la oferta de empleo público por resolver, las zonas más desfavorecidas en cuanto a la cobertura de profesionales, vamos a tener que ver cómo nuestros escasos facultativos emigran hacia zonas más apetecibles. Los consultorios más alejados e inaccesibles, aquellos que esperan con los brazos abiertos a su médico del pueblo, se van a ver una vez más, sin este derecho constitucional y moral, porque nuestros galenos buscan otras zonas donde no tengan que invertir gran parte de su sueldo en gasolina para su propio vehículo y en un alojamiento cercano a su trabajo.

 

Una plantilla escasa, se enfrenta a una sobrecarga asistencial y un aislamiento y dispersión que hace aún más duro y menos deseable nuestro trabajo. Pero, sin embargo, como paradoja, nuestras tareas burocráticas y administrativas siguen creciendo de forma exponencial; esto, junto con una cartera de servicios cada vez más extensa e inabarcable, solo consigue aumentar nuestro nivel de frustración y las ganas de huir a otros lugares e incluso a otros oficios más amables.

 

Esta situación no solo se ve en la atención primaria, ya que los hospitales comarcales siguen siendo el patito feo de nuestros profesionales, que prefieren ejercer en hospitales grandes, con más recursos y posibilidades y, sobre todo, más cerca de sus casas.

 

En fin, solo nos queda que el frío de la indiferencia y la pasividad nos recuerde que, una vez más, se nos van las vacaciones y cada vez, los que quedamos, somos menos y estamos más solos.

MIR por especialidad, CCAA y provincia que pueden terminar en 2024. CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG

Buenos días, adjuntamos un nuevo informe con los MIR que pueden terminar por especialidad, CCAA y provincia, que viene a completar el que enviamos el pasado día 8 por Especialidad y datos históricos.

 

Si han completado su periodo de formación, los 7.496 médicos que hace cuatro o cinco años eligieron especialidad serán especialistas, en mayo los MIR de cinco años de formación, que comenzaron en 2019 y el resto que, comenzaron en 2020, terminaran en septiembre, lejos queda ya la facultad, el examen MIR y su dura preparación, ahora les llega el momento de buscar trabajo, con una edad media de 29-30 años.

 

En las Comunidades Autónomas de Madrid (1.322), Andalucía (1.220) y Cataluña (1.133) pueden terminar su residencia un mayor número de médicos. En total, en estas tres CCAA 3.675 (el 49,03% del total). Mientras que en INGESA (Ceuta y Melilla) con 9, La Rioja (46) y Cantabria (117) es donde el número de médicos que pueden terminar su formación como especialistas es menor. Para el resto de CCAA ver el informe completo.

 

Por provincias (ver tablas 1, 2 y 3 del informe) Madrid (1.322), Barcelona (925), Valencia (401) y Sevilla (308) tienen un mayor número de médicos que pueden terminar su formación, son 2.956, el 39,4% del total. En el otro extremo aparte de INGESA con 9, Ávila (11), Soria (15), Cuenca (17), Teruel (17), Huesca (18) y Zamora (21) son las provincias con menor número de MIR que podrían terminar su formación este año.

 

En el informe hay también un resumen por CCAA de las especialidades con 100 médicos especialistas o más que pueden terminar en 2024 y también de Medicina de Familia y Pediatría por provincias, especialidades fundamentales en Atención Primaria.

 

“Con estabilidad, más y mejores contratos para nuestros jóvenes médicos especialistas, tendremos menos listas de espera, una Atención Primaria con más tiempo para el paciente y menos demoras”

 

Muchas gracias por la difusión que puedan darle, por favor citando la fuente. 

 

Informe MIR por especialidad, CCAA y provincia que pueden terminar en 2024

Descargar (PDF, 2.1MB)

 

Granada, 13 mayo 2024

Vicente Matas médico jubilado coordinador del

Centro Estudios Sindicato Médico de Granada

HIJOS EN EL SAS: ¿BENDICIÓN O CASTIGO?

Dedicado a la médica que se derrumbó ante mí maldiciendo la hora en que decidió tener un hijo en el país con menor natalidad de EUROPA.

La prevención de riesgos laborales (PRL) son una serie de normas y medidas dirigidas a proteger la seguridad y la salud de los trabajadores en su puesto de trabajo. En España, la Ley 31/ 1995 del 8 de noviembre es la referente que pone los cimientos para el desarrollo normativo de PRL en todos los ámbitos. Esta ley como tantas otras, fue una consecuencia que nos vino “impuesta” de la entrada en la Unión Europea (U.E.). Más allá de los acuerdos comerciales, el apoyo a la economía… el ingreso en este club selecto, forzaba a reformas estructurales y a asumir una serie de valores y derechos que debían compartir todos los miembros de la U.E. y que obligaban a homogeneizar las condiciones laborales básicas de todos los trabajadores, bajo el paraguas de este entorno.

La PRL no es sólo una serie de normas y unos papelitos que hay que tener rellenos por si la Inspección de Trabajo te los pide ante un accidente. La PRL es una CULTURA que debe presidir cualquier actividad humana. La PRL es un marchamo de calidad, que adorna positivamente a aquellos países que apuestan por ella y que repercute favorablemente en la economía y en el patrimonio más valioso e irremplazable que tenemos, el patrimonio humano.

En ESPAÑA nunca se ha creído en las ventajas de asumir la PRL y, más allá de crear los foros y estructuras a la que la ley obligaba (Europa), la Administración, sea del color político que sea, ha mostrado siempre mucho más interés por controlar, cuando no bloquear, aquello que ella misma debía liderar y abanderar. Dicho de otro modo: en la PRL no creen NI LOS DE PRL.

Hasta el momento y en un ambiente hostil, de enfrentamiento y litigio, se han ido consiguiendo avances sin lugar a dudas, pero en demasiadas ocasiones a costa de acumular estadísticas vergonzosas, de acciones heroicas, de sanciones y de sentencias. A veces, incluso habiendo introducido a regañadientes medidas correctoras, éstas llegan demasiado tarde para algunos: son los juguetes rotos que han ido quedando en la cuneta… y en las conciencias de los que no hemos conseguido cambiar las cosas a tiempo.

Por desgracia ANDALUCÍA no es una excepción. Venimos comprobando desde hace tiempo, como el tema de las mujeres y concretamente las EMBARAZADAS, con las peculiaridades intrínsecas a su condición, viene estando en el punto de mira del SAS. Son muchas (más del 65%), jóvenes y encima fértiles. Ellas sí tienen interiorizado los valores de este espacio de bienestar y protección de los trabajadores que es la U.E. Programan sus embarazos dentro de un proyecto de vida, en el que éstos no sean un riesgo para sus hijos, ni para ellas. Son ciudadanas de pleno derecho, europeas y conocedoras de las leyes que las protegen.

Pero el SAS con su gestión nefasta, sus dispendios presupuestarios y sus conflictos de intereses, no tiene presupuesto para tanto embarazo y va a tomar medidas correctoras.

Como solución al “problema de los embarazos de sus trabajadoras” van a acometer acciones contundentes, modificando la normativa actual de PRL, cuando no anulando algunos artículos dirigidos a proteger a la embarazada y su futuro hijo, con un objetivo muy claro; abaratar costes.

 

Todo plan tiene unos actores y unas medidas. Pasamos a describir ambos:

 

Número 1: la médica embarazada.

Es muy importante que la médica embarazada viva su embarazo con culpabilidad. Todas las actuaciones en este sentido deben ser fomentadas. De las frases más repetidas, las más exitosas: “¿te has puesto de acuerdo con tu jefe?”, “que sepas que no te vamos a sustituir”, “pídete la baja”, “vas a perder dinero”, “pídete las vacaciones mientras tanto” …

La renuncia a parte de su sueldo, a parte de las funciones que le son propias, a las vacaciones… son también muy valoradas positivamente por la administración, especialmente si se asumen ”voluntariamente” por la médica.

 

Número 2: el médico del trabajo.

Muy importante sensibilizarlos de las gravísimas consecuencias de declarar NO APTA a una médica embarazada y de lo apropiado de calificarla de apta con restricciones. Esto abre un abanico de posibilidades para la Administración muy rentable, el resto de conjeturas es absolutamente irrelevante.

 

Número 3: Los técnicos de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales (UPRL).

Una de sus principales funciones entre muchas otras, sería hacer un catálogo de puestos de trabajo donde se definan los riesgos de éstos, entre ellos el embarazo. En muchos casos este catálogo sigue aparcado desde hace años en el rincón más recóndito de la UPRL.

 

Número 4: Los jefes de servicio y directores de centros de salud.

Pese al curso de PRL ridículo para cumplir el expediente (Europa nos vigila) y que preceptivamente deben hacer en un ratillo mientras toman un café en el descanso, son jefes, responsables y les gusta estudiar todos los papelitos, incluidos los de PRL. Su criterio suele ser en consonancia con las normas y por lo tanto orientado a proteger al trabajador y al ser que lleva en su seno. Por supuesto la Administración le informará de los grandes beneficios del TELETRABAJO para la embarazada y que, en cualquier caso, el embarazo irá a costa de él y del resto de los miembros del servicio, porque no se sustituirá a la médica embarazada. Ni que decir tiene que el servicio festejará cada embarazo y la posibilidad de ser solidarios en el esfuerzo de que la administración cumpla con sus objetivos presupuestarios.

 

Número 5:  EL INSS y el SAS

Éstos están como las empresas de seguros: “esto lo pagas tú, esto no está cubierto por la póliza”. Se acaban de reunir para agilizar los trámites que a veces pueden tardar meses desde que se declara la situación de embarazo. Mucho nos tememos también, para acordar que no habrá nunca más una médica NO APTA durante el embarazo y, por lo tanto, tu INSS no pagas por ahora y yo SAS me ahorro una pasta.

 

 Número 6: Los Jueces.

Irreductibles con la aplicación de la ley y mucho más cercanos a la sensibilidad de la sociedad con el embarazo, sentencia tras sentencia evitan que la BRECHA SALARIAL y DE GÉNERO siga prosperando en los servicios públicos.

 

Número 7: La Administración.

Como muestra de su compromiso con las mujeres se crearon las comisiones de igualdad, en donde se debate y escudriña exhaustivamente por qué las médicas cobran menos que los médicos, mientras en la habitación de al lado se diseñan medidas de ahorro durante el embarazo.

 

PD: No puedo por menos que sentir que pertenezco a una etnia de bárbaros catetos que viven en el sur de Europa, donde las leyes de Bruselas llegan en pateras que zozobran cuando traspasan los Pirineos.

 

Fdo: Francisco Javier Cantalejo Santos.

Presidente del Sindicato Médico de Granada

MIR por especialidad que pueden terminar en 2024. CENTRO DE ESTUDIOS SIMEG

Buenos días, adjuntamos un nuevo informe sobre los MIR que como máximo pueden terminar este año su formación como médicos especialistas.

 

Lejos queda ya la facultad, el examen MIR y su dura preparación, han pasado unos años (4 o 5 según la especialidad) y por fin acabaran este año la residencia, posiblemente a finales de mayo, como otros años las especialidades de cinco años que, comenzaron en 2019 y en septiembre las especialidades que comenzaron en septiembre de 2020 por el COVID-19, ahora les llegará el momento de buscar trabajo.

 

Son un total de 7.496 médicos los que eligieron plaza hace unos años (2019 o 2020) y si han completado el periodo de residencia acabarán este año, (eran 6.743 el año pasado, eran 6.475 en 2022, 6.265 en 2021, 6.069 en 2020, 5.921 en 2019, 5.900 en 2018, 6.333 en 2017, 6.695 en el año 2016, 6.981 el año 2015, 6.981 en 2014, 6.649 en 2013 y 6.112 en 2012).

 

Con los drásticos recortes que se aplicaron en las convocatorias de plazas, se han dejado de formar miles de médicos especialistas que ahora los necesitamos y ahora los que terminan no son suficientes, sobre todo en algunas especialidades. para reponer las muchas jubilaciones que se están produciendo y se seguirán produciendo durante unos años.

 

Formar a un médico especialista requiere once o doce años, por lo que es necesaria una planificación responsable, que en muchos años no ha existido, a pesar de nuestras reiteradas advertencias.

 

El año próximo estarían en condiciones de terminar 7.894, cumplirían su residencia 8.026 en el año 2026 y los años siguientes se seguirá notando un mayor aumento sobrepasando ampliamente los 8.000 nuevos médicos especialistas, aunque puede resultar insuficiente en algunas especialidades, sobre todo si no se les ofrece estabilidad y no se mejoran las condiciones laborales, profesionales y retributivas.

 

Este año había convocadas 8.768 plazas para MIR (se han adjudicado 8.522), fueron 8.550 el año pasado (se adjudicaron 8.419), fueron 8.188 el año 2022 (se adjudicaron 8.089), 7.989 en 2021, 7.615 el año 2020, 6.796 en el año 2019, 6.513 el año 2018, 6.324 el año 2017, 6.095 en 2016, 6.017 el 2015, 5.920 en el 2014, el año 2013 comenzaron 6.349 y 6.704 en el año 2012. La planificación ha dejado mucho de qué desear.

 

En el informe podemos comprobar la distribución por sexo, con grandes diferencias por especialidad y grupo de especialidades, también las diferencias entre los que podían terminar y las plazas adjudicadas entre los años 2010 y 2024, así como las diferencias entre las plazas de residentes convocadas entre los años 2014 y 2024 y las diferencias entre los facultativos residentes que podían terminar y finalmente terminaron, según el Ministerio, entre los años 2018 y 2022.

 

Necesitamos una planificación responsable de las necesidades de médicos especialistas y por especialidad, para poder cubrir el importante número de plazas –aproximadamente el 40% de las plantillas de los Servicios de Salud, según diferentes informes- que por jubilación están quedando y quedarán vacantes en los próximos nuevo-diez años, esperemos que los nuevos MIR sean suficientes y que no emigren en gran número a países de nuestro entorno con mejores condiciones laborales y profesionales.

 

Esperemos que, para tener menos listas de espera, menos demoras y más tiempo para los pacientes, los Servicios de Salud ofrezcan mejores contratos, mejores condiciones y más plazas estables para que nuestros jóvenes médicos no se marchen.

 

Informe MIR por especialidad que pueden terminar en 2024

Descargar (PDF, 2.3MB)

 

 

Granada, 8 de mayo de 2024

Vicente Matas Aguilera, médico jubilado, coordinador del

Centro Estudios Sindicato Médico de Granada

Ningún sindicato de la Mesa Sectorial, salvo el SMA, ratificó el acuerdo entre el SAS y el SMA para reducir las Agendas de los Médicos de AP

MARZO 2023: ningún sindicato de la Mesa Sectorial, salvo el SMA, ratificó el Acuerdo entre el SAS y el SMA para reducir las Agendas de los Médicos de Atención Primaria.

 

MAYO 2023: todos los sindicatos de la Mesa Sectorial firmaron el “Pacto para la mejora de la Atención Primaria”, salvo el SMA, porque el SAS se negó a incluir en él una reivindicación que para nosotros es irrenunciable:

La equiparación del FRP de los Médicos de AP a sus compañeros de Atención Hospitalaria.

 

La situación de los facultativos del SAS no deja de empeorar.

La Consejería debe adoptar medidas urgentes para detener esta deriva hacia el colapso de la medicina de AP.

Es imprescindible mejorar las retribuciones de los Médicos de AP, empezando por equiparar su FRP al de los Médicos de Atención Hospitalaria.

Es imprescindible aplicar adecuadamente la Continuidad Asistencial en AP.

Es imprescindible aplicar literalmente el Acuerdo de limitación de las Agendas.

De no ser así, nos veremos obligados a reactivar las movilizaciones en defensa de la calidad asistencial y los derechos de los facultativos de Atención Primaria.

 

La sanidad pública andaluza no se merece esta Consejería de Salud.

 

Reproducimos la publicación íntegra del SMA en el siguiente enlace:

https://www.smandaluz.com/nota-prensa-mesa-sectorial-acuerdo-sma-sas/

Jubilación ordinaria del médico en 2024: Cuándo, cómo y cuánto

Buenos días, adjuntamos informe sobre “Jubilación ordinaria del médico en 2024: Cuándo, cómo y cuánto”

 

Desde el año 2011, en el que desde este Centro de Estudios se realizó el Informe propuesta sobre jubilación para el personal facultativo de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud”, que se puede descargar completo, en este enlace (Ver informe), se han venido publicando informes sobre la jubilación, como un tema interesante y muy desconocido para la mayoría de los médicos, sobre todo por la pérdida que supondrá, en el poder adquisitivo y que es necesario conocer para buscar solucionarla o adaptarse a la misma.

 

El año 2022 tuvimos la suerte de poder asistir al XXVIII Congreso SEMG en Bilbao, para exponer una ponencia sobre este interesante tema, agradecemos enormemente a la organización del Congreso la oportunidad y estamos seguros de que ha supuesto un gran avance en la difusión y el conocimiento de la problemática de la jubilación por parte de la profesión.

 

También hemos podido acudir a los Colegios de Médicos de Badajoz, Granada, Navarra y La Rioja para informar del tema de las jubilaciones a los compañeros colegiados, agradecemos la oportunidad y el trato recibido y creemos que fue de mucha utilidad para los asistentes a las presentaciones.

 

Este año, después de publicar un informe sobre jubilación activa de Médicos de Familia y Pediatras de AP (ver informe) y otro de jubilación demorada (ver informe), continuamos con este informe sobre la jubilación ordinaria y seguiremos próximamente con otro informe sobre la jubilación anticipada.

 

Un médico en 2024, si cumple los requisitos de tiempo de cotización necesario, para llegar al 100% de la base reguladora, le correspondería por las cotizaciones que ha realizado, un cálculo de jubilación inicial de unos 3.400 euros brutos al mes, en catorce pagas (47.600 euros brutos/año), pero por desgracia le afecta el tope máximo y la pensión que percibirá será de 3.175,04 euros brutos mensuales (14 pagas) en total 44.450,56 euros brutos anuales. Pero esas cantidades son brutas una vez aplicado una retención aproximada del 22,30%, el importe neto se queda en unos 2.467 euros/mes.

Se cotiza por más de lo que se puedes finalmente recibir, en este ejemplo recibe 225 euros menos al mes de lo que le corresponde por lo que ha cotizado lo que suponen 3.150 euros menos al año, que para una esperanza de vida de 20 años a partir de los 65, supone una pérdida de más de 63.000 euros.

Los médicos y todos los trabajadores, que perciben sueldos por encima de la base de cotización máxima, sufren importantes pérdidas retributivas con la jubilación en relación al sueldo en activo. En concreto para los médicos superan el 35% en casi todos los casos y más del 50% en muchos casos, especialmente para los que hacen guardias.

Hay pocas posibilidades para evitar estas pérdidas, planes de pensiones, ahorro, demorar la jubilación (incremento del 4% de la pensión por año completo), inversión de todo tipo, incluida la compra de vivienda para alquilar, aunque tiene evidentemente muchos riesgos. Ver el informe completo en pdf.

 

Existe también el complemento por brecha de género, este año suponen 33,20 euros por hijo, máximo cuatro hijos. Ver detalles en el informe, donde también hay información sobre incompatibilidades/compatibilidades, uso de recetas del SNS por los médicos jubilados y muy importante información sobre las simulaciones que se pueden hacer en “Tu Seguridad Social”.

 

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años al igual que los funcionarios y sin tanto recorte. Muchos, además, hacen guardias obligatorias que supone una jornada adicional.

Ante la falta de plantilla en muchas especialidades y las muchas jubilaciones que se están produciendo y se producirán en los próximos años, es hora de poner soluciones urgentes, incrementando unos años más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades (tardan cuatro o cinco años en formarse) y mejorando las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones. También se podría permitir e incentivar a profesionales que voluntariamente lo soliciten, prolongar su vida laboral, sobre todo en especialidades que son claramente deficitarias y no tienen especialistas para reponer las jubilaciones.

 

Un saludo y muchas gracias por la difusión que puedan dar al informe.

 

Informe Jubilación ordinaria del médico en 2024: Cuándo, cómo y cuánto

Descargar (PDF, 431KB)

 

Granada, 2 mayo 2024

Vicente Matas Aguilera Médico Jubilado, Coordinador

                                                                                                                                                                                                                   del Centro de Estudios Sindicato Médico de Granada

RECORDATORIO DE PLAZOS BOLSA Y CARRERA PROFESIONAL

CARRERA PROFESIONAL

 

Primer Proceso Permanente 2023 ⇒ Jueves, 2 de mayo:  

Tras la publicación de los listados provisionales de profesionales certificados, excluidos y no certificados, el plazo de ALEGACIONES se ha amplió hasta el día 2 de mayo de 2024.

 

Primer Proceso Permanente 2024 ⇒ Martes, 30 de abril:

El plazo para SOLICITAR la certificación en carrera profesional en este primer proceso de 2024, es hasta el 30 de abril de 2024.

 

BOLSA SAS

 

Gestión de DISPONIBILIDADES ⇒ Martes, 30 de abril:

Se siguen registrando en la Bolsa “antigua”: el plazo es hasta 30 de abril de 2024:

https://simeg.org/bolsa-sas-gestion-de-disponibilidades/

 

BOLSA a través de la VEC:

En nuestra página web vamos recogiendo la publicación de los listados únicos de aspirantes admitidos/excluidos de las distintas especialidades, con la actualización de baremo provisional de méritos a corte 31 octubre 2023:

https://simeg.org/concursos-y-empleo/bolsas-de-empleo/

 

 

Cualquier duda, consulta con tu delegado de zona.

INSTRUCCIONES CLARAS EN LA TRAMITACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA

Desde la publicación en BOJA del “Decreto-ley 3/2024, de 6 de febrero, por el que se adoptan medidas de simplificación y racionalización administrativa para la mejora de las relaciones de los ciudadanos con la Administración de la Junta de Andalucía“, desde el Sindicato Médico solicitamos a la Dirección General de Personal del SAS que tomase las medidas oportunas para que la “simplificación administrativa” en la tramitación de la solicitud de reconocimiento de la dependencia, NO supusiera un aumento de la SOBRECARGA LABORAL del Médico de Familia.

 

Tras nuestra solicitud, el pasado lunes 22 de abril, se publicó la “corrección de errores” de dicho Decreto, dictando instrucciones claras al respecto:

El Informe de Condiciones de Salud para solicitar el Grado de Dependencia, lo realizará la enfermera de familia de referencia de la persona solicitante, mediante cita previa presencial o telemática.

 

Seguiremos trabajando por el respeto para nuestros facultativos.

 

Adjuntamos la documentación publicada al respecto:

SIMEG GANA NUEVA SENTENCIA: Contabilidad Horaria de los Salientes de Guardia en Reducciones de Jornada

El Sindicato Médico de Granada SIGUE GANANDO SENTENCIAS:

 

La última, sobre el cómputo de 7 HORAS completas tras la realización de una GUARDIA, en el caso de las REDUCCIONES DE JORNADA

 

¿O acaso se hace una guardia también “reducida”?

 

Además os recordamos que seguimos con las reclamaciones judiciales ya iniciadas:

  • Cómputo de servicios prestados durante los periodos de contrato virtual durante riesgo de embarazo, maternidad o paternidad.
  • Prorrateo de guardias y continuidades asistenciales en situaciones de riesgo de embarazo, maternidad o paternidad.
  • Adaptaciones al puesto laboral en las que no se ha abonado prorrateo de guardias.
  • Carrera Profesional para personal temporal.

 

Si este es tu caso, ponte en contacto con tu delegado de zona.

Back To Top